Soberbia actuación de Jessica Chastain en Sola contra el poder

Gustavo Arturo de Alba Escrito por on Mar 25th, 2018 y archivado en Actualidad, Crítica Perdurable, Destacado, Galería fotográfica, Melodrama, Novedades, Reseñas, Thriller. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

Soberbia actuación de Jessica Chastain en Sola contra el poder

Conforme avanzaba en la visión de Sola contra el poder (Mrs. Sloane,1976) dirigida por John Madden, recordaba, por contraste, el cine de denuncia de Frank Capra, el cual vivió sus mejores tiempos en los años treinta y cuarenta del siglo pasado, tales como El secreto de vivir (Mr. Deeds Goes To Town); Vive como quieras (You can’t Take It with you); Caballero sin espada (Mr. Smith Goes To Washington); Mandamiento supremo (Meet John Doe); Que bello es vivir! (It’s a wonderful life) y Su mujer y su mundo (State of the union) entre otras.

En lo particular me destacaba en ese recuerdo Caballero sin espada, en la cual el ingenuo y buen hombre Jefferson Smith (James Stewart) lider de los Boy Scouts de su pueblo, es electo Senador de su estado, para suplir al titular que ha muerto. Jim Taylor (Edward Arnold), el más prominente empresario del estado y quien controla la política local, ha impuesto a Smith, por considerarlo tonto y que podrá controlarlo, al igual que al otro senador del estado Joseph Paine (Claude Rains), un tipo corrupto que está impulsando en Washingthon la realización de una presa, en unos terrenos que Smith quiere se declaren reserva territorial para un parque en el cual puedan acampar los Boy
Scouts. Para no hacer el cuento largo el idealista Smth, termina venciendo todas las trampas que los corruptos de Taylor y Paine le ponen y por ello no se salen con la suya, ya que la presa elevaría el precio de los terrenos adyacentes que no fueran indudados por las aguas de la citada obra. Obviamente dichos terrenos eran propiedad de Taylor y sus socios.

Claude Rains y James Stewart en Caballero sin espada

En Sola contra el poder tenemos a la cabildera Mrs. Sloane (Jessica Chastain) que después de rechazar trabajar para el presidente de la Asociación del Rifle en el cabildeo de impedir la aprobación de una ley que controle y restrinja la venta de armas en Estados Unidos, ella acepta trabajar con un grupo de especie de ONG que es la impulsora de la susodicha ley.

Elizabeth Sloane es una ejecutiva fría, calculadora, ambiciosa y dispuesta a moverse en la delgada línea entre lo legal y lo ilegal para lograr sus objetivos. Nada que ver con el idealismo e ingenuidad del honesto Smith del filme de Frank Capra.

Precisamente por su carácter inescrupuluoso su antiguo jefe   George Dupont (Sam Waterston) investiga  el pasado de Elizabeth Sloane, quien siempre ha sido muy cuidadosa para no dejar huella de sus “moches”  a los legisladores amigos. Sin embargo hasta al mejor corrupto se le escapa la pulcritud en la triangulación de los dineros “compra votos” y así Dupont le entrega las pruebas al senador Ronald M. Sperling (John Lithgow) que preside una comisión que persigue a los que violan las leyes del cabildeo, que no permiten que los senadores reciban directamente dinero o que se les paguen viajes, entre otras cosas.

Como Elizabeth ya casi está a punto de lograr la aprobación de la ley, Dupont mueve los mecanismos y hace que su aceitado senador Sperling siente en el banquillo de los acusados a Elizabeth.

Y hasta aquí le cuento la trama de Sola contra el poder, para que no digan que les cuento el final.

Sin embargo durante el desarrollo de la trama, a pesar de que Elizabeth ha dicho que como cabildera ella no tiene ideales sino intereses, nos van dando datos de que sus razones por detener la indescrimnada venta de armas, tiene motivos, por así decirlo éticos, aunque para lograrlo tenga que guiarse por la máxima de que el fin justifica los medios.

Hasta donde tengo entendido el director John Madden y el guionista Jonathan Perera habían concebido la historia de Mrs. Sloane, como la protagonista de una serie de televisión, pero por lo visto no tuvieron éxito y lo que quizás era el “piloto” o el germen del mismo lo aprovecharon para realizar este largometraje, en que a pesar de sus dos horas con doce minutos, se notan algunos saltos en el largo flash back con que se nos narran las vicesitudes de Sloane, quedando mal desarrollados algunos de los personajes y pasajes de la trama. Es por ello que solamente la soberbia actuación de Jessica Chastain es la culpable de mantenernos al filo de la butaca o en el caso nuestro que conseguimos el dvd, pegados en nuestro sofá sin darle pause al televisor.

En cuanto al director británico John Madden podemos decir que consigue salir airoso, a pesar de los altibajos señalados. De Madden recordamos con agrado, entre sus filmes exhibidos en México o pescados a través de los canales de paga y que hemos podido ver nos gustan, entre otros, La Señora Brown, con una Judi Dench sobria como la Reina Victoria, en donde se nos cuenta la historia de su sirviente John Brown, el cual se tornó en su confidente, a la muerte de su esposo, el rey Alberto. Shakespeare enamorado cm todo y el engañoso Oscar de mejor actriz a Gwyneth Paltrow, resulta disfrutable su vision. Al filo de la mentira sobre una supuesta misión del Mossad para “extraer” de Berlín, en 1965, a un criminal de guerra nazi, con Helen Mirren, Sam Worthington y Jessica Chastain muestra ya su interés por develar las cloacas de la política. Gozosa es El exótico hotel Marigold, en particular por la presencia de esas grandes damas de la escena inglesa Judi Dench y Maggie Smith.

Por cierto a los ilusos que gustan lanzar loas sobre la pulcritud del comportamiento de los políticos estadounidenses, cabe señalar que Sola contra el poder, a través de la cabildera Elizabeth Sloane, nos deja ver que en eso del gusto por los “moches” para bajar dinero público para obras de sus representados, con la esperanza de que algo llegue a sus bolsillos los legisladores gringos no necesitan pedirle consejos a sus similares mexicanos.

Comentarios


Dejar una respuesta