Dorothy Malone: de morena recatada a rubia esplendorosa

Gustavo Arturo de Alba Escrito por on Mar 20th, 2018 y archivado en Actores y Actrices, Actualidad, Biofilmografias, Destacado, Galería fotográfica, Novedades. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

Dorothy Malone: de morena recatada a rubia esplendorosa

Fueron seis semanas, entre  el 6 de mayo y el 17 de junio de 1960, lo que duró en Aguascalientes, el rodaje del western “Último atardecer” (Last Sunset), dirigido por Robert Aldrich y protagonizado por Rock Hudson, Kirk Douglas, Dorothy Malone, Carol Lynley,  y Joseph Cotten, tal y como recordaba hace unos días, cuando un amigo cinéfilo y yo comentábamos sobre la recientemente fallecida, por causas naturales, Dorothy Malone, el pasado 19 de enero en Dallas, Texas, Estados Unidos, a pocos días antes de cumplir los 94 años, ya que había nacido el 30 de enero de 1924 en Chicago, Illinois, Estados Unidos, con el nombre de pila Dorothy Eloise Maloney.

En aquellos lejanos días de mayo de 1960, Dorothy se hospedaba en la casa de Don Felipe Camarena, ubicada en la privada de Democracia y cuando no estaba rodando, se le podía ver pasear por el centro de la ciudad, luciendo su sensual cuerpo y su blonda cabellera rubia. Al igual que asistió a varias fiestas, organizadas para agasajar a los distinguidos visitantes, como la que les ofreció don Maximino González y familia en su domicilio, así como otra en casa de Velia Ruíz Esparza.

Tuve oportunidad de verla en dos ocasiones, durante sus andanzas por el centro de la ciudad, lo cual recordé el día en que se anunció su defunción y supongo que más aguascalentenses, de los que quedan de aquel lejano 1960, igualmente lo hicieron. Pero creo que la trascendencia de Dorothy Malone, en el mundo cinematográfico no fue, precisamente, por ser parte de la única cinta extranjera rodada, en gran parte en escenarios del estado de Aguascalientes, así que démosle vuelta a la hoja y vayamos a su biofilmografía.

Dorothy Eloise Maloney nació el 30 de enero de 1924 en Chicago, Illinois, Estados Unidos y murió el 19 de enero de 2018, a los 93 años, en Dallas, Texas, Estados Unidos. Siendo niña su familia se mudó a Dallas, Texas, donde desde pequeña empezó a trabajar de modelo. Igualmente comenzó a actuar en la escuela Ursuline Convent y más tarde en la University Highland Park School.

Se dice que un agente de la RKO la vió actuar y la firmó para dicho estudio, apareciendo de extra en Gildersleeve On Broadway (1943) y varias más como El halcón y las colegialas en que tenía pequeñas partes sin crédito, hasta que en su décimo primer filme titulado Juventud impetuosa, aparecía su nombre en la pantalla y para esas fechas de 1945, en que fue estrenado, ya había firmado contrato, un año antes con la Warner Brothers, estudió en donde iría aumentando su presencia en roles secundarios. escalando poco a poco, habiéndole ayudado mucho su papel de bibliotecaria en Al borde del abismo (The Big Sleep), en la ya memorable secuencia en que Humphrey Bogart, como el detective Philip Marlowe, se hace pasar por un coleccionista raro de libros (léase intelectual afectado) para poder sacar información que le lleve a un criminal que anda buscando. Aunque Dorothy aparece con lentes y su pelo largo y negro, podía lucir atractiva y llamar la atención del público de la época.

Dorothy Malone y Humphrey Bogart en Al borde del abismo

En los musicales “B” Two Guys from Texas y One Sunday Afternoon, alternó con Dennis Morgan en roles protagónicos, aunque no tuvieron exhibición en México, sería por ello que hasta los westerns Al Sur de San Luis con Joel McCrea y Alexis Smith en los estelares que se empezaría a notar; pero sobre todo en Juntos hasta la muerte dirigida por Raoul Walsh, con Joel McCrea y Virginia Mayo de protagonistas, en ese excelente western remake del policiaco, también dirigido por Raoul Walsh Su último refugio (High Sierra, 1941), Dorothy era Julie, una granjera a la que el malechor Wes Mac Queen (Joel MCrea) ayuda, pero está solo se aprovecha de su bondad y lo delata para cobrar una recompensa.

Después de esos dos westerns, su presencia en el género ya no será extraña como en Hombres sin credo; Entre el amor y el deseo; Jack Slade; Hasta el último tiro; Cinco pistolas del oeste; La ronda del destino, todos ellos de los llamados “B”.

En 1953 en El castillo maldito con Dean Martin, Jerry Lewis y Lizabeth Scott, ella nos mostraba su lindo cuerpo y en particular sus piernas como una de las coristas que acompaña a Dean Martin, al tiempo que es pareja de Lewis y su pelo comienza a teñirse discretamente de rubio.

En el interesante ‘film noir’ La casa 322 de Richard Quine, es la vecina de la rubia Kim Novak, que hacía su primer protagónico, como la amante de un criminal, la cual termina enamorándose del policía encargado de vigilarla.

En La llave 36 (1954) un policiaco de Don Siegel y del cual no recuerdo mayor cosa, por los stills que he encontrado ya la tenemos de rubia, el cual le dio uno grados más de atrevimiento sensual a sus roles de la modosita morena de sus anteriores películas.

En el musical, más dramático que comedia,  Su primer desengaño es una de las tres hermanas casaderas Tuttle, las cuales cuando llega a su casa el compositor Barney (Frank Sinatra), entran en competencia por quedarse con el atractivo galán, quien terminara en los brazos de Doris Day, quien llevaba el rol estelar, en este recomendable drama musical dirigido por Gordon Douglas. La tercera hermana era Elizabeth Fraser.

En el melodrama bélico Más allá de las lagrimas volvió a estar bajo las órdenes de Raoul Walsh. Se trata de una cinta de reparto multiestelar, sobre un grupo de marinos, pertenecientes a un mismo cuerpo en la Segunda Guerra Mundial,  a los cuales seguimos desde su enrolamiento, entrenamiento, hasta entrar en acción. Dorothy Malone es la esposa “abandonada” de un soldado en el frente, la cual se consuela con las atenciones de un joven marine, interpretado por Tab Hunter. En el momento de su estreno gozó de cierto prestigio, pero hoy día resulta un tanto larga y lenta Más allá de las lagrimas basada en un guión de León Uris.

Sinceramente tuyo, dirigida por Gordon Douglas es un musical con un Liberace dubitativo entre el amor de la morena Joanne Dru y la rubia Dorothy Malone. Visible solo por el humor involuntario de ver al inefable Liberace de seductor galán.

Dean Martin y Dorothy Malone en Artistas y modelos

En Artistas y modelos de Frank Tashlin, volvió a compartir créditos con Dean Martin y Jerry Lewis, pero ahora caía rendida en los brazos del cantante italo-americano. Dorothy luce bellísima en varias escenas en traje de baño, en esta comedia que es de las mejores de la pareja Martin-Lewis.

En el aceptable western La flecha y la cruz vive un tórrido romance con Jeff Chandler, en medio de un conflicto entre indios y soldados.

El gran campanazo, que le permitió alcanzar el estrellato, es su desgarradora actuación en el excelente melodrama Palabras al viento, dirigido por Douglas Sirk y por la cual ganó el Oscar de Mejor Actriz de Reparto.

En el biopic El hombre de las mil caras, inspirado en la vida del actor Lon Chaney, interpretado por James Cagney, Dorothy caracterizaba a la primera esposa de Chaney. Como buen biopic que se respete de aquella época de Hollywood, nos ofrece una visión edulcorada del actor, en tanto Jam s Cagney da rienda suelta a su tendencia a la sobre actuación, recreando algunos de los famosos s roles  que le permitieron ganar a Chaney el mote de El hombre de las mil caras.

Regular es el western Los malditos de Quantz de Harry Keller, con Fred MacMurray y John Gavin disputándose el amor de Dorothy.

Volvió a lucir su talento interpretativo, una vez más bajo las órdenes de Douglas Sirk, en el amargo, peto excelente drama Los diablos del aire, teniendo otra vez de compañeros de reparto a Rock Hudson y Robert Stack, como en Palabras al viento.

Errol Flynn y Dorothy Malone en Demasiado  y muy pronto

Para interpretar a la alcoholica y liberal, por sus escándalos sexuales de la actriz Diana Barrymore, hija del célebre actor John Barrymore en Demasiado y muy pronto, volvió a teñirse su pelo de negro. Si bien la cinta es apenas regular, lo rescatable son las actuaciones de Dorothy Malone como Diana y de Errol Flynn de su amigo John Barrymore.

En el excelente western Pueblo Embrujado de Edward Dmytryk compartió créditos con Richard Widmark, Henry Fonda, Anthony Quinn y Dolores Michaels, aunque no tuvo mucha oportunidad de lucimiento personal.

En El último viaje volvió a compartir créditos con Robert Stack, en este rutinario filme de aventuras marítimas con todo y naufragio, dirigido por Andrew L. Stone.

Después de El último viaje viene a Aguascalientes a rodar el interesante western Último atardecer, con todo y su historia de plantear una relación incestuosa, que por razones de censura se presentaba de manera un tanto tímida.

A partir de allí la carrera en cine de Dorothy Malone comienza a tornarse esporádica, en tanto se va encaminando más hacia la aparición en televisión.

En 1963 protagoniza una de aquellas comedias playeras de adolescentes de la época con Frankie Avalon de título Sucedió en la playa.

Kirk Douglas, Carol Lynley, Dorothy Malone y Rock Hudson

De 1964 a 1968 participa en el exitoso culebron televisivo La caldera del diablo, grabando 430 capítulos de la serie en su rol de Constance Mackenzie y por la cual, junto con su papel en Palabras al viento será recordada por la cinefilos y los tele adictos.

Si bien apareció en algunas películas en los años setenta y ochenta no hay mucho que destacar, al igual que lo realizado en televisión.

Cerró su carrera con un pequeño rol como una madura lesbiana en Bajos instintos, al lado de Sharon Stone en 1992.

Pero como señale al principio de este texto que al leer la nota de su muerte, el pasado 19 de enero, lo primero que recuperamos de ella es su altivo donaire al pasear por el centro de nuestra ciudad, brillando su rubia cabellera y aunque cercana a los cuarenta años, luciendo bellísima la actriz hollywoodense Dorothy Malone.

Comentarios


Dejar una respuesta