Jennifer Lawrence una super espía en Operación Red Sparrow

Alejandra de Alba Casillas Escrito por on Mar 17th, 2018 y archivado en Actualidad, Cine Viñetas, Destacado, Novedades, Reseñas, Thriller. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

 

Dirigida por Francis Lawrence (Los juegos del hambre: Sinsajo, ambas partes 2014-2015), escrita por Justin Haythe (El Llanero Solitario, 2013) y protagonizada por Jennifer Lawrence (Madre, 2017), Joel Edgerton (El Gran Gatsby, 2013), MatthiasSchoenaerts (La chica danesa, 2015) y Jeremy Irons(Eragon, 2006), nos regalan 140 minutos de una película de espionaje, donde una mujer es reclutada contra su voluntad para convertirse en una espía al servicio de seguridad del gobierno ruso, que emplea el arte de la seducción para alcanzar sus objetivos.

Como siempre mi querido lector tendrá de mí honestidad, y en este filme, si bien lo esperaba con demasiadas ansias, también lo es que me he llevado una gran decepción. 

No se puede decir que sea fan del trabajo de Francis Lawrence, pero si he visto su filmografía completa (Constantine, 2005, Soy Leyenda, 2007, Agua para elefantes, 2011, Los juegos del hambre: En llamas, 2013 y Los juegos del hambre: Sinsajo), y se puede decir que me gusta su labor. Cada una de las enumeradas tiene su propio encanto y la manera de contarnos la historia por parte del director, era acertada, por lo menos para mi gusto. Sin embargo, en esta ocasión me parece que hasta Francis se durmió intentando contarnos la trama.

No sé exactamente qué fue lo que falló, si fue el guion y su falta de exquisitez para contar detalles y envolver al público, o fue que el director no se encontraba apasionado con la idea, o los actores vieron el proyecto como un trabajo más, no lo sé, también puede ser que no me haya encontrado en mi mejor día, quién sabe, lo cierto es que no creo ser la única que se aburrió en la sala del cine, pues varios de los espectadores sacaban constantemente sus celulares y se ponían a contestar sus whatsapp’s.

También puede ser que la película no sea para un público mexicano, vamos, la fobia por Rusia no se encuentra arraigada en México como en Estados Unidos de América, y puede ser que eso influya a la hora de querer entender la trama. No vemos a Rusia como un enemigo directo y por ende no pretendemos ridiculizarla o plantear una disputa de servicios de inteligencia. Nos es ajena la trama, así de simple, así de sencillo. Otra cosa sería si nos colocan ante Venezuela (por favor lean mis risas).

Ahora bien, no sé si sea yo o que de plano la cinta revela demasiado pronto su gran enigma (¿quién es el “topo” del gobierno ruso?), me pareció tan predecible que cae en el absurdo; ambos gobiernos, tanto el ruso como el norteamericano, se saben engañados por Dominika Egorova (Jennifer Lawrence), y aun así continúan usándola, forzando su presencia y su heroísmo, los giros utilizados para desviar nuestra atención y conseguir “despistarnos” no se logran, el enigma se vende desde los primeros veinte minutos.

El filme se presta para que la actriz se exponga al desnudo (literal), al final del día se trata de una película donde la seducción es el supuesto papel principal de la historia, así que se recurre al sexo y algo parecido a la pornografía para conseguir captar al público, sumándose escenas de violencia cruda para generar un poco de morbo y dar un sabor picante, pero ni con las constantes escenas de Jennifer al desnudo se consigue salvar la película, no es un desnudo que se recordará al paso del tiempo.

Me encantaría continuar escribiendo sobre Operación Sparraow,  porque como les dije al inicio, la esperaba ver desde hace tiempo, pero no da para más, no es una buena película, pero tampoco es la peor de todas o de su género, no destaca ni para bien, ni para mal. No me arrepiento de pagar mi entrada, pero tampoco voy a verla en la televisión cuando al cambiar de canales me la encuentre, paso de verla de nuevo.

Esto ha sido todo por hoy, nos vemos en la siguiente función.

Comentarios


Dejar una respuesta