Todo el dinero del mundo: el secuestro del nieto de Getty

Gustavo Arturo de Alba Escrito por on Feb 24th, 2018 y archivado en Crítica Perdurable, Destacado, Galería fotográfica, Novedades, Reseñas, Thriller. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

Todo el dinero del mundo: el secuestro del nieto de Getty

 

En ciertas ocasiones nos preguntamos el cómo una película consiguió ser un éxito si tenía todas las de perder, y en otras tantas, nos preguntamos cómo fracasó teniendo todos los elementos para triunfar. Esto último es lo que le pasa a la cinta de Todo el Dinero del Mundo.

Pongamos un poco de contexto para alargar esta reseña y también poder darle a usted mi querido lector, herramientas para entender mi pensamiento, que para nada es profundo o filosófico, pero es mío y ya muchos quisieran tener uno propio.

 

La cinta la dirige Ridley Scott, si si aquel afamado director por cintas como AlienThelma y Louise, GladiadorHannibalGángster Americano, Red de mentiras, entre otras. Ya con ese nombre como que al público le empieza a dar comezón por ir a verla. Después tenemos un elenco atractivo, Michelle Williams actriz en 4 ocasiones para ganar una estatuilla dorada, Christopher Plummer quien en el 2011 se llevó el Oscar como Mejor actor de reparto y Mark Wahlberg que de seguro tiene más de un club de admiradoras. Sumemos la historia típica de los ricos también lloran con un secuestro de la alta sociedad, y vaya que alta sociedad. Ingredientes que todos diríamos, tiene con qué apantallar, pero añadamos algo más: “escándalo”, si si, seamos honestos, nos encantan los filmes rodeados de escándalos y ahorita el de moda es el de temas sexuales, y justamente la película tenía al gran protagonista de estos escándalos hollywoodenses que han puesto en jaque a muchas producciones, estudios, actores, amistades y demás “Kevin Spacey”, si, ese mismo en carne y hueso interpretó al multimillonario y lo que le sigue Jean Paul Getty, y digo interpretó, porque si hizo el papel, pero salen las acusaciones en su contra de acoso sexual y Todo el Dinero del Mundo tuvo que tomar una decisión, al igual que la serie de Netflix “House of Cards”, y fue la de eliminarlo por completo del proyecto antes de que los hundiera taquilleramente hablando.

Así pues, Ridley Scott decide llamar a Christopher Plummer, para que sustituya al innombrable ex galardonado del Oscar, filmando de nueva cuenta sus escenas como Jean Paul Getty, ocasionando un costo extra, que no fueron 10 pesos, ya se imaginarán.

No sé si Kevin Spacey consiguió interpretar mejor el papel, es más no sé si su participación cambiaría mucho a la película, lo que sí sé es que el producto que entregaron a las salas de cines no es lo suficiente como para justificar su costo en taquilla, no puedo recomendar un filme solo por los nombres que lo respaldan, definitivamente no puedo, vi la cinta, la mastiqué y digerí y no hay absolutamente nada que pueda rescatar de ella, me parece mediocre porque nadie dio un extra, todos se limitaron a realizar su papel, ya sea como actores, como director, como director de cámaras, vestuaristas, etcétera, nadie le entregó pasión al trabajo, ni los guionistas, nadie dio su mejor esfuerzo y todos se quedaron con su nombre en la marquesina, como si eso fuera suficiente.

La nominación de Plummer la entiendo como una cachetada con guante blanco para Spacey, como para decirle que desde la Academia se reprueba su comportamiento y que pudo ser él el nominado, y como para darle a Scott un premio de consolación a manera de palmada por hacerle el desaire a Spacey. Es decir, sin querer todo gira alrededor del innombrable hollywoodense, y acabamos hablando de él. 

Y no es que estaríamos mejor con ya saben quién, Spacey o Plummer no hacen gran diferencia, la manera en la que enfocaron la historia no es lo suficientemente atractiva para el espectador, y todo es porque no contaron nada, absolutamente nada. Se llega a conocer más de la sicología del multimillonario leyendo algún reportaje dobre él en una  revista rosa que en la cinta, o se llega a saber más del secuestro de su nieto 

en Wikipedia, es un filme que nadie esperaba, nadie pidió, pero llegó a la pantalla grande sin otra cosa que con grandes nombres, poniendo en riesgo el prestigio de los mismos.

Por cierto, Jean Paul Getty fue un petrolero norteamericano demasiado rico como para poder contar su fortuna, famoso por negarse a pagar el rescate de uno de sus 15 nietos, alegando que si pagaba, después iba a tener 14 nietos secuestrados. Parecería desalmado y avaricioso, pero queda la duda de sus motivos, situación que hubiese sido interesante abordar en la cinta, pero pues ni siquiera tomaron todos los hechos al pie de la letra y cambiaron muchas cosas de la historia real, así que no podemos tener un retrato del señor que nos haga amarlo u odiarlo.

En definitiva, si tienen otra cosa mejor que hacer no vayan a verla. Ya tendrán otra opción en cartelera, pero Todo el Dinero del Mundo decepciona.

Esto ha sido todo por hoy, nos vemos en la siguiente función.

Comentarios


Dejar una respuesta