50 Sombras liberadas más sexo fresa con Dakota Johnson

Alejandra de Alba Casillas Escrito por on Feb 13th, 2018 y archivado en Actores y Actrices, Actualidad, Biofilmografias, Destacado, Melodrama, Novedades, Reseñas. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

 

En el 2011 salió el primer tomo de la saga “50 Sombras de Grey”, y para el 2015 ya se estaba estrenando en el cine su primera entrega cinematográfica, así su nivel de popularidad.

Febrero 2018 es el tiempo perfecto para estrenar el capítulo final de esta historia que ha dado tanto de qué hablar, tal parece que es buen pretexto el mes del amor para presentar cosas seudo sexosas

Del libro no puedo opinar, pues como lo dije en mi reseña del 2015, no he leído ni uno solo, pero teniendo ya en mi mente por medio de las imágenes presentadas, solo puedo decir que las cintas no son para nada halagadoras para hacernos creer que los libros son del género novela erótica, al menos los filmes son más novelescos que erotismo. Quizá pueda ser que los libros se parezcan a otra saga titulada “Los Chicos del Calendario”, los cuales sí leí, y bueno, la primera entrega de lo dicha saga si es erotismo rosa, las demás son solo paja (y no con albur) y ganas de seguir sacando dinero de una historia; supongo que 50 Sombras tiene algo de eso, aunque sus guionistas Kelly Marcel (50 Sombras de Grey) y Niall Leonard (50 Sombras más Oscuras y 50 Sombras Liberadas) optaron por mostrar más lo rosa que lo erótico, porque alguien lo tiene que decir, pero en el canal Golden se ven mejores cintas eróticas que éstas.

50 Sombras Liberadas fue vendida por sus tráiler como algo distinto, en principio como algo lleno de erotismo, sin embargo solo está repleta de los senos de Dakota Johnson y los pectorales de Jamie Dornan; segundo como que iba a ver un posible tercero en discordia haciendo más interesante a la virginal Anastasia, pero no (cuidado Spoiler a la vista), por más que nos quisieron hacer pensar que iba a poder tener algo con su guapérrimo guardaespaldas, pues simplemente en la cinta no se ve absolutamente ni un roce ni un coqueteo; tercero, como una gran final donde todas las incógnitas se iban a despejar y por fin íbamos a entender al señor Grey, pero eso no pasó, lamento informarles que eso no se ve, nos marean con las pequeñas escenas de celos entre los protagonistas, la desfachatez de la señorita Steel y su provocación hacia el señor Grey, junto con un desborde de adrenalina por huir de un enemigo.

La trama es simple, al igual que la de sus antecesoras y no es necesario haber visto las primeras para entender esta última, perfectamente es entendible sin necesidad de un resumen o conocimiento previo. Empero, si uno ha seguido el desarrollo de la historia, se puede decir que ha pesar de las habladurías de la falta de química entre los protagonistas, se siente a Dakota más ligera y más apropiada del personaje de Anastasia Steel, consiguió mostrar evolución en su actuación, lo que la misma producción permitió, tampoco es que se dé pie a poder mostrar una gran actuación digna de nominación de cualquier premio, pero muy a mi pesar no lo consigue Jamie (soy heterosexual me gustan los hombres y también tengo hormonas), de hecho en esta última entrega es a Anastasia a la que se le ve con valentía y cierto empoderamiento, mientras que a él doblegado y domesticado. Esperen, quizá de eso trate todo esto, de mostrar la fantasía de muchas de hacer un perro faldero a aquel hombre que era un perro callejero, sin ninguna lealtad ni un hogar. O bien, la fantasía de doblegar al hombre malo, rebelde, a ese chico digno de imitar a James Dean, pero si eso es así, volvemos a lo mismo, no es una película erótica sino una rosa, una historia digna de novela televisiva.

En fin, si usted siente el morbo de observar la vida sexual de cualquier pareja, adelante, acuda al cine de su preferencia, no encontrará nada extraño ni nada de ideas para llevar a su cama, sinceramente se ve más de educación sexual en cualquier programa de “Alexandra a tu manera”, que en estas cintas, ni siquiera podemos decir que nos acerca al mundo del masoquismo, porque noooo, no muestra nada como para que se le clasifique como “C”, pero la doble moral imperante de nuestra sociedad mundial exige que como la mitad de la cinta se realiza en topless, es necesario clasificarla así, pero por favor, si ya se vieron los pechos en una escena de 3 minutos, ¿qué más da verlos 45 minutos?, sin embargo el cuerpo humano sigue siendo un tabú. Perdón me desvié un poco, retomo, si usted siente morbo de ver una vida sexual cualquiera, igual de aburrida que la de usted, acuda, no hay escenas de sexo explícitas, solo es explícito que hay sexo, pero no las posiciones, el qué se hace con los dildos, ni nada, así que puede acudir sin problemas hasta en domingo después de misa.

No cuento más de la historia porque en verdad no hay trama que contar. En conclusión, la película no muestra nada diferente a sus antecesoras, seguimos sin descifrar a Christian Grey, y se sigue sin desear a Anastasia Steel como una mujer fatal.

Esto ha sido todo por hoy, nos vemos en la siguiente función.

Textos relacionados:

50 Sombras de Grey: escándalo sexual “fresa”

Comentarios


Dejar una respuesta