Buscando a Dory encuentra lo suficiente para ser una gran película

Braulio de la Rosa Escrito por on Jul 16th, 2016 y archivado en Animación, Destacado, Galería fotográfica, Novedades, Reseñas. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

Buscando a Dory encuentra lo suficiente para ser una gran película

Trece años han pasado, desde que Marlin se dispuso a recorrer el océano para poder rescatar a su hijo Chencho Toribio Chico Fabio Nemo con la ayuda de Dory. Bueno, trece años para nosotros los humanos, en realidad solo ha pasado un año desde el reencuentro y Dory, Nemo y Marlin viven en el arrecife cómodamente, pero una migración de mantarrayas hacen que Dory  active su memoria, recordado a sus padres, por lo que pide la ayuda a Nemo y Marlin para que la ayuden a encontrarlos.

Hacer una secuela es complicado, hacer una secuela que llegue a los tobillos de una de las películas animadas mas queridas de todos los tiempos es un trabajo completamente abrumador. Y sin embargo, Andrew Stanton ha encontrado la manera en la que volver al océano y embarcarnos en una nueva búsqueda sea algo completamente natural. Curiosamente es la tercer secuela Pixar en la que se enfoca en el personaje secundaria de su predecesora (Cars 2 – Mate y MU – Mike) pero descuiden, es mucho mejor que cualquiera de esas dos secuelas, aunque debo admitir que MU tiene un lugar muy especial en mi corazón por ese mensaje tan importante que maneja.

tumblr_o5orgnpooL1s68u0xo2_1280Buscando a Dory es una película que se para en los hombros de su predecesora para impulsarnos a una nueva aventura llena de personajes muy divertidos y una trama que hará soltar la lágrima a muchos. Obviamente después de ver Buscando a Nemo, Dory pierde esa frescura y en partes se siente como un repaso con un nuevo escenario, pero la nueva capa de pintura digital que le han puesto es tan brillosa y divertida que no le pondrás algún pero.

Más que secuela tal cual, creo que es como una extensión a la uno. Una la cual nos permite conocer mucho más del universo en el que habitan nuestros peces favoritos y fue una excelente idea centrarnos en Dory, pues tanto Nemo como Marlin fueron personajes que aprendieron lo suficiente como para dejarlos ahora como personajes secundarios. Dory toma la batuta (aunque a veces se le olvide hacerlo) para guiarnos. Y no hay mejor guía, pues es un personaje que se beneficia de una historia más compleja de descubrimiento que le ayuda a darse cuenta de que ella no necesita a nadie, al contrario, todos la necesitan a ella y al tenerla en su vida, se vuelve un poco más colorida y divertida.

9598223_orig

Un gran elenco, que en su versión en español regresa íntegro de la primera parte, excepto Memo Aponte como Nemo, pues obviamente su timbre de voz cambió al crecer, pero si tienen buen oído podrán escuchar que tiene un cameo en la cinta (justo como su contraparte en inglés). Patricia Palestino sigue siendo una excelente Dory, mostrando calidez y una gran habilidad para externar esa vulnerabilidad y simpatía que la caracterizan. La traducción hace un gran trabajo en evitar que se pierda mucho en el cambio y como costumbre en las películas más recientes, muchos textos ya vienen en español. Pequeños detalles que hacen que nunca se rompa esa ilusión.

Llena de risa y emociones para toda la familia, Buscando a Dory se da cuenta de los fans que esperaron fervientemente todos estos años para volver al océano, pero también sabe que no puede existir simplemente por el capricho del estudio y como buena película de Pixar se centra en el corazón. Es, tomada en su totalidad junto con Buscando a Nemo un reflejo, pues después de comprobar que los padres harían lo imposible por sus hijos, toca el turno de los hijos demostrarle a los padres que harían lo mismo. Y aunque no llega a la profundidad de la primera, es una secuela que tiene tanto cariño por los personajes y su viaje, que se sienta cómodamente a su lado.

 

Comentarios


Dejar una respuesta