Mujercitas: inolvidable melodrama con June Allyson, Janet Leigh y Elizabeth Taylor

Gustavo Arturo de Alba Escrito por on Oct 2nd, 2010 y archivado en Destacado, Galería fotográfica, Melodrama. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

Mujercitas: inolvidable melodrama con June Allyson, Janet Leigh y Elizabeth Taylor

Mujercitas es una de esas películas denostadas de puertas para afuera por la mayoría de los críticos. Pero todos ellos terminan sucumbiendo al pase televisivo con que nos obsequia cada Navidad cualquiera de las muchas televisiones que ahora pueblan nuestra parrilla. Y es que el filme, quizá por esa reiterada emisión, pertenece ya a la memoria colectiva, al recuerdo de los entrañables momentos vividos durante la niñez y al costumbrismo audiovisual de varias generaciones. De hecho, ha conseguido con el paso del tiempo que olvidemos anteriores versiones, especialmente la de George Cukor y Katharine Hepburn, e ignoremos revisiones más actuales, como la interpretada por Winona Ryder.

Javier Muñoz

Desde que vi Mujercitas (Little women, 1949)  en uno de esos añorados jueves sociales del cine Encanto de Aguascalientes, a mediados de los años cincuenta, cuando contaba con escasos 7 u 8 años, la he tenido entre mis melodramas favoritos y recuerdo, como si fuera ayer, compartiendo lagrimas con mi hermana mayor, Lula, a causa de la tristeza que nos causaba la muerte de Beth (Margaret O’Brien), la tercera de las hermanas March, en orden de la edad de los personajes siendo la mayor  Meg (Janet Leigh), Jo, la segunda (June Allyson) y la menor Amy (Elizabeth Taylor), en la versión de 1949 dirigida por Mervyn LeRoy, pues hay una anterior de 1933 debida a George Cukor con Katherine Hepburn como Jo, Joan Bennett es Amy, Jean Parker es Beth y Frances Dee como Meg, la cual también fue popular en su época, pero que definitivamente la versión en colores de 1949, la desplazo en el ánimo del público, al grado de que sería hasta los años ochenta y en particular con el advenimiento del DVD que pudo ser vista la versión de George Cukor, puesto que de los cines “desapareció” con el estreno de la dirigida por Mervyn LeRoy.

Se suponía que David O. Selznick en 1946 iba a producir la versión de “Mujercitas”, a partir de la obra de Louisa May Alcott, inclusive parece ser que empezó el rodaje, pero lo canceló de inmediato debido al problema de liquidez que tenía por los altos costos de su producción de “Duelo al sol”, razón que llevó el proyecto a la M.G.M. a donde fueron a dar Mervyn LeRoy y Elizabeth Patterson, que hace el rol de Hanna, la sirvienta de la casa March, siendo estos los únicos sobrevivientes del proyecto de Selznick, puesto que Jennifer Jones (Jo), Diana Lynn (Amy), Bambi Lynn (Beth) y Rhonda Fleming (Meg), junto con otros miembros del reparto, simplemente no fueron rescatados por Mervyn LeRoy, así que queda en el hipotético “hubiera” la consideración sobre el resultado del filme con ese reparto, en contraste con la que si se filmó en junio de 1948 y se estrenó en 1949.

En cuanto a la versión de 1994 de la directora Gillian Armstrong, podemos decir que tiene el acierto de actualizarla, en cierta medida, a un feminismo más crítico y menos edulcorado que las dos anteriores, aunque quizás por eso mismo no logra “agarrarnos” de la misma manera,  con todo lo que parezca cursi, la de 1949. Las hermanas March fueron interpretadas por  Wynona Ryder (Jo),  Trini Alvarado (Meg), Kristen Dunst (como Amy de joven), Samantha Mathis (Amy ya grande) y Clarie Danes (Beth), inclusive en esta versión la madre de las chicas Mrs. Abigail (Susan Sarandon) tiene un poco mayor peso en la historia que en las otras dos. Debo de suponer que para las generaciones de cinéfilos de los noventa estas son sus “Mujercitas”. Y aquí nos detenemos en las comparaciones, ya que hay versiones en el cine mudo y varias realizadas para la televisión, pero creo que las más conocidas son las tres que he mencionado con cierta prolijidad.

La historia de “Mujercitas” es, en rigor, la crónica de la vida de las hermanas March, en Nueva Inglaterra, principalmente durante los años de la Guerra de Secesión, con su padre luchando en el ejército de la Unión, teniendo que sobrevivir, junto con su madre, haciendo trabajos modestos y la ayuda de una tía, la cual siempre les está echando en cara la falta de previsión de su progenitor. Las chicas son muy unidas y van creciendo en ese ambiente, con sus sueños y esperanzas. El personaje de Jo, que termina logrando su sueño de convertirse en escritora siempre se ha considerado una proyección de Louisa May Alcott y se estima que la obra, si bien no es del todo autobiográfica, tiene muchos elementos de la vida real de la familia de Louisa May Alcott.

Foster Hirsch en su libro “Elizabeth Taylor” comenta en relación a “Mujercitas” en la carrera de la Taylor lo siguiente:  “En su film siguiente, Mujercitas (1949) tuvo la suerte de interpretar comedia, y en su papel de Amy, la egoísta y caprichosa que gusta de comer y que se equivoca con las grandes palabras (a su anciano vecino le llama ‘perfectionary’ en lugar de perfectionist (perfeccionista), con lo que lo hace parecer que pertenece a la secta de los puritanos), es una delicia. Preocupaba a la crítica y al público la inferioridad de la versión de Mervyn LeRoy respecto a la de George Cukor, realizada en 1936, pero la segunda versión tiene una ventaja sobre su ilustre predecesora: como Amy, la trivial y aturdida zorra y la más atractiva de las lacrimógenas hermanas March, Luz supera con viveza a Joan Bennett”.

“A pesar de su evidente instinto para los textos cortantes y las réplicas agudas, MGM no la empleó en comedias. Desmesuradamente absorta en los asuntos del corazón, fue la joven actriz trágica que reinó en los primeros años 50, asignada a toda una serie de papeles conmovedores. Sin embargo, su Amy es una tregua encantadora, una letífica versión de la mujer enamorada que fue su distintivo durante el período de ingenua que se presentaba”.

“Chispeante gracias a la nada habitual composición juguetona de Liz y a su desarrollo al estilo de imágenes en tarjeta postal, sabrosamente coloreadas, de cartón piedra, esta segunda Mujercitas es perfectamente respetable. Tiene las proporciones requeridas de comedia frívola y de tremendo melodrama; Margaret O’Brien sufre con nobleza, Janet Leigh sonríe con dulzura, June Allyson lo intenta con valentía, y ¿qué más puede pedirse de la perennemente perfumada obra de Louisa May Alcott?

“Mujercitas señaló el fin de la fase niña-mujer de la Taylor. Su Amy es, por una parte, una adolescente a la que se le escapan risitas, una caprichosa que mira la vida desde la perspectiva del romance victoriano, y por otra parte, una incipiente flirteadora que,  esquiva pero amablemente, le roba a Laurie a su hermana mayor Jo, constituyendo pues una agradable mezcla de la Taylor inocente y la Taylor piruja”.

Si bien el rol de Jo March es el que mayor número de escenas tiene en la pantalla y la M.G.M. asignó para el mismo a June Allyson, entonces la principal estrella de la casa en films no musicales, no por ello dejaron de ser identificadas y queridas por el público las otras tres actrices que hicieron de las hermanas March aunque en lo particular para mí la que menos me agradó fue Margaret o’Brien que había destacado como niña actriz y que realmente como adolescente ya no logró sobresalir  en el cine, encontrando refugio en la televisión donde aún trabaja esporádicamente en la actualidad. Pero en el caso de Elizabeth Taylor, a la cual ya idolatraba desde que la ví como niña en “La cadena invisible” y “Fuego de juventud”, se puede decir que ya no le perdí la pista siguiendo su carrera cinematográfica sin perderme ninguno de sus filmes. En cuanto a Janet Leigh desde su Aline de Gravillac en “Scaramouche”, ya la había hecho entrar a formar parte de mis favoritas, por su encantadora dulzura y bello rostro, lo cual el verla en “Mujercitas” sólo sirvió para reforzar mi admiración por Janet y que este melodrama siga conservando para mí un especial interés y le mire de vez en cuando con simpatía, aunque ya no me hace rodar las lagrimas su visión, pues el DVD de la misma forma parte de mi colección particular, para no tener que verla en TCM doblada al español, donde se pierden algunos de los detalles de los diálogos de la caprichosa Amy.

Textos relacionados:

Elizabeth Taylor: la estrella de los ojos violeta

Elizabeth Taylor: sus películas

Elizabeth Taylor: no más reflejos en sus ojos violeta

La cadena invisible con Elizabeth Taylor y Lassie

Liz Taylor y La última vez que vi París

Los chicanos en Gigante de George Stevens

Un Gato Sobre el Tejado Caliente en cine

Rapsodia con Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor en El Traidor

El caballero de las arenas, Almas en conflicto (The sandpiper) deVincente Minnelli con Elizabeth Taylor

Cleopatra o el fin justifica los medios, de Joseph L. Mankiewicz con Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor irá por su noveno matrimonio

Subastan pintura de Liz Taylor en más de 10 millones de dólares

Elizabeth Taylor llega a los 78 años

Muere Elizabeth Taylor: icono de Hollywood

June Allyson: la esposa comprensiva del cine norteamricano

June Allyson: sus películas

Música y lágrimas: la biografía filmica de Glenn Miller

Janet Leigh: ingenua y señorial

Janet Leigh: sus películas

No es dama, es mi mujer; con Tony Curtis y Janet Leigh

El escudo negro con Tony Curtis

“Mamá, ¿adivina quién vino a ducharse? (Psicosis, cincuenta años después)

Sombras del mal de Orson Welles

Scaramouche

Scaramouche, de George Sidney con Stewart Granger

El precio de un hombre: The naked spur o Colorado Jim

El señuelo, el precio de un hombre de Anthony Mann, por Jean Wagner

El príncipe Valiente con Robert Wagner y Janet Leigh

Comentarios


16 comentarios en “Mujercitas: inolvidable melodrama con June Allyson, Janet Leigh y Elizabeth Taylor”

  1. Michael dice:

    Como gran admirador del cine de los años cuarenta, quedé encantado con “Mujercitas” Elizabeth Taylor, como actriz, aparte de su rutilante belleza, fue toda una revelación. En mi opinión se robó la película y al chico

  2. Hilda dice:

    “Mujercitas” es una pelìcula emblemàtica, dulce, graciosa, tierna y muy bien interpretada. No me llama la atenciòn que la crìtica de la època en se estrenò la pelìcula, le encontrara todos los defectos del mundo, porque parece que para eso estàn hechos los crìticos.De todas maneras, la pelìcula es inmortal y todos la recuerdan con mucho cariño y pese a que han pasado màs de sesenta años de su estreno, es la versiòn que màs se recuerda y la que mejor ha superado el paso del tiempo. En cuanto a los artistas de la pelìcula, destaca nìtidamente Elizabeth Taylor, aunque la Metro le dio un papel màs importante a la hermana mayor, pero Liz logrò que todos se fijen ella, no sòlo por su deslumbrante belleza, sino por la forma en que delineò su interpretaciòn.

  3. […] Mujercitas: inolvidable melodrama con June Allyson, Janet Leigh y Elizabeth Taylor […]

  4. RENZO dice:

    “Mujercitas” es una de las inolvidables peliculas de mi adolescencia.

  5. Gino dice:

    Si bien Elizabeth Taylor saliò cuarta en el reparto de “Mujercitas” y el papel de June Allyson fue el màs importante, de lejos, la Taylor se robò la pelìcula, con su belleza y simpatìa y la forma tan especial de recrear su personaje, que fue todo un acierto.

  6. Clovis dice:

    “Mujercitas” es una inolvidable pelìcula de la dècada de los cuarenta, con una Elizabeth Taylor despertando a la adolescencia, con una picardia y coqueterìa, que hizo que màs de uno de los jovencitos de los años cuarenta e inicios de los cincuenta se enamoraran de ella para siempre, como pasò conmigo.

  7. Juan Alberto dice:

    Se trata de la tercera versiòn de “Mujercitas” y aunque todos los crìticos de la època no hicieron otra cosa que compararla con la de George Cukor y decir que era muy inferior, con los años se demostrò todo lo contrario, porque mientras la segunda versiòn està practicamente olvidada, la tercera es recordada como la mejor. Todos los artistas destacaron, pero Elizabeth taylor logrò hacer de la engreida Amy el personaje màs simpàtico y querido de la pelìcula, pese que era el màs negativo, porque le quitaba el novio a la hermana (supuestamente la principal protagonista). Por ese motivo, el personaje de Liz fue el màs elogiado por la crìtica de la època.

  8. Estimado Juan Alberto:
    En una visita rápida a IMDB se puede encontrar que en ese sitio tienen enlistadas dos versiones de “Little women”, una de 1917 y otra de 1918, ambas mudas. En la época sonora esta la Cukor en 1933 y la segunda fue la de Mervyn LeRoy que es motivo de este comentrario y que se dice por ello que es la segunda versión de la etapa sonora del cine. Inclusive en el cine mexicano se llegó a realizar una versión de “Mujercitas” en 1972 con Nubia Marti y hay varias para la televisión, pero creo que solamente las de Cukor, LeRoy y Armnstrong han logrado trascender, salvo la mejor opinión que puedan tener lectores que hayan visto alguna de las hechas para televisión u otra cinematografía que no sea la estadounidense o la mexicana.

  9. Roberto dice:

    Yo sòlo he visto las versiones de 1949 y la de 1994 y la verdad es que la primera es muy superior, porque la encuentro màs tierna y romàntica y las actuaciones muy superiores, sobre todo la de Elizabeth Taylor, realmente exquisita.

  10. Christian dice:

    En épocas de navidad la TCM tiene el buen tacto de pasar “Mujercitas” y siempre la vemos en familia, porque se trata de una romántica, deliciosa y bien realizada película, con una dirección impecable, cuatro estupendas mujercitas y una ambientación de primera. Por eso esta película ha envejecido como el buen vino…

  11. Tobias dice:

    Excelente melodrama de la década de los cuarenta, con una Elizabeth Taylor deliciosa

  12. Carola dice:

    Pelìculas como “Mujercitas” son simplemente inolvidables, por màs que algunos crìticos, por dàrselas de exquisitos, las califiquen de mediocres y esta pelìcula es una de ellas, ya que su èxito superò el tiempo y las malas crìticas y su eterna comparaciòn con la versiòn de 1933.

  13. Frank dice:

    Por pelìculas como Mujercitas, fue que me enamorè platònicamente de Elizabeth Taylor.

  14. Fabian dice:

    Para mi gusto la mejor versión que se filmado de tan lindo libro.

  15. […] porte y aire de ingenua, a la vez que señorial, tal y como aparecía en la versión de 1949 de “Mujercitas” (Little Women) dirigida por Mervyn LeRoy y en donde compartían créditos con Janet, June […]

  16. Juan Carl dice:

    Emblemática película, que veo con deleite todas las navidades

Dejar una respuesta