La redada: western tenso de Hugo Fregonese

Escrito por on sep 28th, 2010 y archivado en Destacado, Galería fotográfica, Western. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

La redada: western tenso de Hugo Fregonese

Tenía curiosidad por volver a ver “La redada” (The raid, 1954), conocida en España como “Fugitivos Rebeldes”, es  un western de la Fox en el cual aparecía, en uno de sus primeros roles estelares, Anne Bancroft, al lado de Van Heflin dirigidos por el argentino Hugo Fregonese, el cual realizó un poco más de una docena de películas en los Estados Unidos, la mayoría de las llamadas de género, lo cual significa que eran ubicadas, en el momento de su estreno, como pasto de los terrenos de los films B, pero que con el paso del tiempo han mostrado más virtudes logrando así  una revalorización de la obra de Fregonese.

Un letrero, al término de los créditos iniciales,  nos advierte que estamos ante una historia real, acaecida durante la guerra de secesión.  La trama inicia la noche del 26 de septiembre  de 1864, cuando un grupo de soldados confederados se fugan de la prisión militar de Plattsburg, New York, cerca de la frontera de Canadá con Estados Unidos.  Logrado su objetivo el Mayor Neal Benton (Van Heflin) llega al pueblo de St. Albans en Vermont, haciéndose pasar como un inversionista canadiense, pero con la intención de realizar  con los hombres que escaparon junto con él y otros que ha reclutado, para realizar una incursión guerrillera en St. Albanes,  consistente en apoderarse del dinero de los tres bancos que hay en la población, al igual que incendiar el mayor número de casas, con el objeto de obligar al general Sherman a que distraiga tropas de la región del Mississipi, en donde se estaba dando, en esos momentos el grueso de las batallas entre los norteños y los sureños. Para no despertar sospechas y tener tiempo de planear bien el ataque se hospeda en la casa de huéspedes de la joven viuda Katie Bishop (Anne Bancroft), la cual vive con su pequeño hijo Larry Bishop (Tommy Retting). El marido de Katie murió en la guerra civil, combatiendo en el ejército de la Unión. Otro de los inquilinos de la casa es el Capitán Lionel Foster (Richard Boone) , el cual perdió su brazo derecho durante la guerra.

Benton, el cual perdió a su familia cuando las huestes de Sherman arrasaron su finca incendiando y saqueando el lugar, es el motivo principal que lo lleva a planear la destrucción de St. Albanes, junto con varios de sus hombres cuyas propiedades y familias en el sur sufrieron similar suerte que la de Benton y por ello consideran justificado “el ojo por ojo”… Sin embargo al convivir con el chico y la viuda su odio se ve atemperado, al comenzar a sentir que ese acto de venganza, ya no resulta tan “justiciero” y que la guerra civil -entre hermanos- provoca una serie de conductas crueles e irracionales que llevan la lucha a niveles de inhumanidad, los cuales dejan secuelas de odio difíciles de cicatrizar, tal y como sucedió, al término de la guerra, cuando la reconciliación entre el Norte y el Sur estadounidense fue larga, dura y difícil al hacerle pagar, en demasía, los costos de la guerra a los estados sureños, como en muchos westerns lo vimos como tema y no solamente en las historias sobre Jesse James y su pandilla, sino en otros que sería largo enumerar.

En todo caso lo que destaca en este western tenso, con un suspenso bien logrado, es que  a partir de una conversación, al principio, entre el Mayor y la viuda en que llevada esta por el dolor del recuerdo de la pérdida de su esposo, expresa su beneplácito en que Sherman este arrasando con poblaciones en los estados sureños, en tanto, el mayor, en su calidad de canadiense neutral, la cuestiona sobre si pensaría lo mismo si los del sur hicieran un acto similar de barbarie en St. Albans, con lo cual “La redada” trasciende el envoltorio de ser un simple western B, para adquirir una dimensión de seriedad, dejando en un segundo plano la acción física y llevar a sus personajes -y a los espectadores-, a tratar de entender las motivaciones del otro. Es decir al “humanizarlos” ya no es tan fácil cosificarlos y verlos como meros enemigos, a los cuales el destruirlos y arrasar sus hogares es algo connatural a  la guerra y no se debe de mostrar simpatía para ellos.

La redada” es posible descargarla en el sitio vagos.es y disfrutar de este solvente western de Hugo Fregonese, con una destacada actuación de Van Heflin, sólido actor que nunca logró alcanzar los umbrales del estrellato, pero cuya presencia en diversos filmes era garantía de que por lo menos sus personajes tendrían profundidad psicológica. Anne Bancroft luce un rostro agradable y bello, el cual aún no adquiría los rasgos duros que le conoceríamos, sobre todo, a partir de “Ana de los milagros”, aunque ya da muestras de su talento de sólida actriz, a pesar de que -en la época del rodaje de “La redada”-  Hollywood no tenía claro que hacer con ella, aparte de tratarla como mera figura decorativa. Junto a Heflin y Bnacroft tenemos un cuadro de actores secundarios que comenzaban a destacar, sobre todo en westerns, como Richard Boone, Peter Graves y Lee Marvin.

Por lo que hemos podido enterarnos, efectivamente hubo un ataque llevado a cabo a la población de St. Albans el lunes 19 de octubre de de 1864, por un grupo de soldados confederados al mando del teniente Bennett Young, sin que haya constancia del supuesto enamoramiento de Young con alguna viuda, al igual que el episodio del personaje del soldado confederado que interpreta  Lee Marvin y está a punto de echar a perder la incursión al matar a un soldado de la Unión, un día antes del ataque no existió tal incidente… pero en fin no creo que sea el momento para ponerse puntilloso en cuanto a la fidelidad histórica que nos narra “La redada” a partir de un argumento de Francis M. Crokrell y guión de Sydney Bohem, que tomaron como punto de partida un hecho histórico y a partir de allí hilar una historia de cuestionamiento a lo que una guerra civil provoca en el espíritu de los contendientes, dividiendo familias y amigos que antes de la guerra convivían en un mismo espacio común, todo ello bajo una dirección harto convincente de Hugo Fregonese, que nos ha provocado, como ya lo señalamos líneas arriba a revisar su obra, para sacarlo del archivo de los directores meramente artesanales.

Textos relacionados:

Hugo Fregonese: sus películas

Anne Bancroft: aquella inolvidable Ann Sullivan y Sra. Robinson

Anne Bancroft: sus películas

Corazón salvaje, Tomahawk

El extraño caso de Martha Ivers con la malvada Barbara Stanwyck

La versión de Delmer Daves de El tren de las 3.10 a Yuma

3:10 Misión peligrosa (3:10 to Yuma)

Van Heflin: sus películas

Hugo Fregonese: sus películas

Lee Marvin: sus películas

Los Sobornados de Fritz Lang

Los Sobornados en TV

Conspiración de silencio: Bad day at Black Rock

La redada: western tenso de Hugo Fregonese

A Quemarropa: Point Blank

Un sábado violento, los desconocidos en el pueblo, o Violent Saturday de Richard Fleischer con Victor Mature

Un tiro en la noche: el maestro John Ford

De nuevo John Ford: Un tiro en la noche

Pluma roja, el western del este… de Budd Boetticher con Rock Hudson y Anthony Quinn

Los profesionales, una revolución traicionada

Doce del patíbulo, la guerra como nos gustaría

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...

14 comentarios en “La redada: western tenso de Hugo Fregonese”

  1. [...] La redada: western tenso de Hugo Fregonese [...]

  2. [...] La redada: western tenso de Hugo Fregonese GD Star Ratingloading…GD Star Ratingloading… [...]

  3. [...] La redada: western tenso de Hugo Fregonese [...]

  4. [...] La redada: western tenso de Hugo Fregonese [...]

Dejar una respuesta

Anunciante

Cineforever en Facebook

Síguenos en Twitter