La cadena invisible con Elizabeth Taylor y Lassie

Gustavo Arturo de Alba Escrito por on Jul 12th, 2010 y archivado en Destacado, DVDver, Galería fotográfica, Melodrama. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

La cadena invisible con Elizabeth Taylor y Lassie

En mi texto titulado Elizabeth Taylor: la estrella de los ojos violeta, publicado en este mismo sitio de www.cineforever.com publicado el 27 de febrero de 2007 señalaba, sobre los principios en el cine de la actriz que “la Universal la colocó en la rutinaria comedia “Cada Minutos Nace Alguien” ( There’s one born every minute, 1942) al lado del entonces popular Carl “Alfalfa” Switzer, miembro de las comedias de “La Pandilla”. La cinta pasó sin pena ni gloria y como Liz ni cantaba, ni era una niña prodigio, el estudio no supo qué hacer con ella, al no verle posibilidades de ser la nueva Deanna Durbin de la Universal, se suspendió su contrato en septiembre de 1941 y ya no se le renovó en febrero de 1942”.

“La MGM había empezado a finales del verano de 1942 el rodaje de “La Cadena Invisible” (Lassie comes home), teniendo prevista para el rol de la nieta inglesa del viejo duque (Nigel Bruce) a Maria Flynn, que había destacado en “Intermezzo”, pero al ver los primeros “rushes” se dieron cuenta que como estaban filmando en Technicolor, se requería una iluminación fuerte la cual provocaba el lagrimeo de los ojos de Maria Flynn, lo que obligó a toda prisa al productor Sam Marx a encontrar una sustituta y después de probar a cinco chicas la selección recayó en Elizabeth, en parte por aún conservar su dicción británica”.

Por sencillas razones demográficas “La cadena invisible”, segunda de las películas dee Elizabeth Taylor en su filmografía en orden cronológico,  la vendría a ver en una matinée del cine Encanto, por allá de 1955, cuando la visión previa de “Ivanhoe” y “Fuego de juventud” además de provocarme embelesarme con la radiante belleza de la actriz, me enfrentaron, por primera vez, con un extrañamiento ante lo que veía en pantalla, dado que a mis escasos 7 años, no captaba del todo como era posible que en una mismo día, hubiera quedado prendado del puberto encanto de la arrojada Velvet Brown, para en la tarde, al asistir al estreno de las luchas de los sajones por lograr el regreso del rey Ricardo Corazón de León y echar del trono al abyecto de su hermano Juan, cuya regencia resultaba insoportable para los ingleses, salir molesto del cine Colonial con Ivanhoe, por haber preferido a la desabrida sajona Rowena (Joan Fontaine), en lugar de la dulce judía Rebecca, dispuesta a afrontar cualquier riesgo con tal de que su amor imposible, consiga su objetivo de liberar al Rey Ricardo.  Todavía, en alguna reunión familiar, mi hermana Lula, se encarga de sacar a balcón la remembranza de mi estupor e incredulidad a que la chiquilla de 12 años de Fuego de Juventud fuera la misma mujer de 19 años en Ivanhoe, ante mi insistencia de que esas dos actrices me gustaban para que fueran mis novias, lo cual causó la risa de mis padres y hermanos, en aquellos años y los cuales se reciclan con cierta periodicidad en las consabidas reuniones familiares.  Siempre me señalan mi insistencia en mi airmación de que eran dos y ellos en que sólo era una verdadera, a pesar de las diferencias de edad y apariencia  o sea Elizabeth Taylor, a la cual desde entonces no he dejado de considerarla de mis primeras novias cinematográficas y mantenerme fiel en la admiración a su belleza y talento interpretativo, cada vez que tengo oportunidad de ver alguna de mis cintas favoritas de esta indiscutible gran estrella del Hollywood clásico. (Sobre los enredos para comprender el “rollo” de tres personas y una sola verdadera, lo dejo para otra ocasión y sitio apropiado).

La cadena invisible” está basada en un cuento de Erick Knight conforme a lo que podemos leer sobre ello en Wikipendia la enciclopedia libre: “El personaje de Lassie fue creado por el autor británico Eric Knight en una historia corta conocida como Lassie vuelve a casa publicado como cuento en el Saturday Evening Post en 1938 y extendida completamente como una novela en 1940. Este libro fue adaptado al cine en 1943 con el título Lassie Come Home y con Roddy McDowall como estrella y un talentoso Collie de nombre Pal que sería la primera Lassie. A partir de entonces se filmaron numerosas secuelas y series de televisión donde el personaje ha sido desarrollado e interpretado por varios perros de raza collie a través de los años. Siendo Pal el primero en caracterizarlo durante otras seis producciones de la MGM hasta 1951. Rudd Weatherwax el propietario y entrenador de Pal, entonces adquirió los derechos del nombre y la marca registrada de Lassie, empezó aparecer en rodeos, presentaciones y eventos similares en América a comienzos de los años 50. En 1954 se inicio la galardonada serie de televisión “Lassie” ganadora del premio Emmy y donde, durante los siguientes 19 años, una sucesión de descendientes de Pal aparecerían y protagonizarían como Lassie en la serie. El personaje de “Lassie” ha aparecido en libros, radio, televisión, cine, juguetes, historietas, series animadas, juegos y en otros medios. Los descendientes de Pal aún hoy en día le dan vida a Lassie, siendo actualmente un cachorro de su décima generación”.

Lo anterior significa que cuando vi por primera vez “La cadena invisible” el personaje de la perra collie Lassie ya gozaba de una bien cimentada popularidad, inclusive uno de mis vecinos tenía un perro de dicha raza, que se parecía en demasía al de la película lo cual provocaba envidia de la buena en el barrio, porque Tito –el dueño del perro- nos permitía jugar con él, lo que amortiguaba que no fuéramos sus propietarios, aunque en rigor no hacía tantas gracias como la de la película por no haber sido amaestrado, así que nunca lo pusimos a prueba de abandonarlo en un lugar alejado para ver si regresaba a la casa de Tito, tal y como lo hacía Lassie que por la condición de miseria y desempleo Sam Carraclough (Donald Crisp) se veía obligado a vender a Lassie, la perra de su hijo Joe (Roddy McDowell) al Duque de Rudling (Nigel Bruce)  para lograr llevar algo de alimento a la familia. Sin embargo el lazo de unión entre Lassie y Joe era muy fuerte al grado de que cuando Lassie es llevada a Escocia, a un lugar alejado de Yorkshire por varios cientos de kilómetros y la perra logra escapar de aquel lugar, busca como regresar al lado de Joe, no sin antes pasar una serie de aventuras, las cuales servían para mostrar las habilidades de la perra “Pal”. El Duque de Rudling tenía una nieta, Priscilla, (Elizabeth Taylor) que le toma simpatía a Lassie y a Joe desde el momento que en su finca de Yorkshire ve el afecto que los une, por lo cual se vuelve una ardorosa defensora de Lassie y evita que el “sangrón” del encargado de cuidar los animales del Duque maltrate a los animales a su cargo y en particular a Lassie.

Es obvio que se trata de una historia infantil, en la cual se ensalza el sentido de lealtad y fidelidad de los perros con sus amos que saben darles buen trato, la cual ahora que la he vuelto a ver, una vez que encontré el DVD en un mercado, acompañado por mi nieta de tres años y medio, la cual cuando vio la portada y que aparecía un hermoso perro, no dude en adquirirla, cuando ella me pidió que se la comprara. Así que al tiempo en que hacía un viaje a mi pasado, disfrutaba del presente contemplando a Sarah, mi nieta, fascinada con las aventuras de Lassie y asegurándome que ella no iba a dejar que se llevaran a su perro “Toto”.

Elizabeth Taylor no pasa de aparecer en unas cinco o seis escenas (inclusive en el trailer original de 1943, ni siquiera figura por un instante ella o se la da crédito),  pero al estarla contemplando, en su belleza de niña rica, pero de una fina dignidad y bondad, no puedo dejar de estar de acuerdo con Foster Hirsch que en su libro “Elizabeth Taylor: Historia ilustrada del cine”, publicado por Pyramid en 1973 señala: “Su papel era ciertamente modesto, pero la equilibrada e incluso algo majestuosa chiquilla ‘inglesa’ con cara de mujer atrajo la atención de los críticos” y también de los espectadores que quedábamos fascinados con su radiante belleza infantil  -sin parar mientes en que ya estábamos viendo una película “vieja”-, al grado que para muchos, fue uno de los modelos, sino el modelo básico, de la niña ideal que queríamos para nuestra novia en esos años de nuestra incipiente pubertad. Más allá de los recuerdos que pueda remover la revisión de “La cadena invisible”, estimo que como historia tierna sobre los vínculos de afecto que se pueden establecer entre un niño y su mascota, funciona adecuadamente, con la sencillez de su trama, sin necesidad de aderezarla con los artificios de los actuales usos y excesos de los efectos especiales para contarnos historias pueriles de hazañas fantásticas. Supongo que por ello “La cadena invisible” sin ser un dramón de temas trascendentes funciona en la medida que sigue proporcionando entretenimiento y espectáculo.

Textos relacionados:

Elizabeth Taylor: la estrella de los ojos violeta

Elizabeth Taylor: sus películas

Liz Taylor y La última vez que vi París

Los chicanos en Gigante de George Stevens

Un Gato Sobre el Tejado Caliente en cine

Rapsodia con Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor en El Traidor


Mujercitas: inolvidable melodrama con June Allyson, Janet Leigh y Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor irá por su noveno matrimonio

Subastan pintura de Liz Taylor en más de 10 millones de dólares

Comentarios


19 comentarios en “La cadena invisible con Elizabeth Taylor y Lassie”

  1. Mariana dice:

    “La cadena invisible”, es una de las primeras pelìculas que vi de chica y siempre que la pasan por televisiòn, la vuelvo a ver, ahora con mis hijos.

  2. Roberto dice:

    Es la pelìcula preferida de mi infancia, hasta ahora no la puedo olvidar.

  3. Oliver dice:

    Què lindo artìculo sobre “La cadena invisible”,primera pelìcula que vi de la inmortal Elizabeth Taylor y pese a que su papel fue relativamente corto, nos robò el corazòn a todos los niños de entonces que nos deleitàbamos yendo al cine todos los domingos en la tarde, como una tradiciòn sagrada. Què linda pareja que hizo con Roddy Mcdowall, con quien en 1943 filmarìa “Las rocas blancas de Dover” y en 1962, la magistral “Cleopatra”, motivo màs que suficiente para que fueran grandes amigos hasta la muerte de Roddy, como lo fue con Monty Clift, James Dean, Rock Hudson, Laurency Harvy, Peter Lawford y otros, porque como amiga, Liz es lo màximò, fiel hasta la muerte.

  4. Alfredo dice:

    Desde chiquito he soñado con una noviecita tan linda, dulce y cariñosa con los animales como Priscilla, la hermosa Elizabeth taylor, cuando sòlo contaba con diez años y comenzaba en el cine, pero ya el brillo de sus maravillosos ojos, nos decìan que iba a ser la màs grande todas.

  5. Wil dice:

    He visto muchas veces “La cadena invisible” y cada dìa me gusta màs y es que es increible todas las peripecias que pasa Lassie para volver a su hogar, la actuaciòn de Roddy McDowall es maravillosa, tan igual a la de “Què verde era mi valle” y Liz ya comienza a destacar, en su segunda pelìcula, con esa belleza patricia y esos ojos que enternecen a todo el mundo.

  6. Sofìa dice:

    Por què en estas èpocas no hacen pelìculas como “La cadena invisible”, tiene un mensaje tan bello y es tan tierna, que una no se cansa de verla, una y otra vez, ya sea sola o en familia, y si es con los niños, mucho mejor.

  7. Moises dice:

    Aunque la verdadera protagonista de esta pelìcula es la perra lassie, Elizabeth Taylor comenzò a brillar con luz propia y el èxito de la pelìcula fue tan grande, que se filmaron siete pelìculas con Lassie y luego una serie de televisiòn.

  8. Braulio dice:

    Además de esta joya de la cinematografía mundial, Liz filmó en 1945, otra película con Lassie, que se llamó El valor de Lassie y se estrenño en 1946.

  9. Vicky dice:

    Què artìculo tan bien redactado, me encanta todo lo relacionado con el cine de las dècadas de los treinta a los sesenta, para mi opiniòn, la època en que se realizaron los mejores films de toda la historia del cine.y “La cadena invisible” es una pequeña joya de la cinematografìa.

  10. Ivan dice:

    Se trata de la película emblema de mi niñez.

  11. Ann dice:

    Cuando vi con mis hijos, “La cadena invisible”, me gustò doblemente, porque ellos salieron encantados y sòlo querìan comentar sobre la sabidurìa de Lassie y los niños protagonistas:Roddy McDowall y Elizabeth Taylor.

  12. Igor dice:

    No creo que haya ser humano que no haya salido encantado de “La cadena invisible”, porque tiene un mensaje sublime, sobre el amor de un perro por su amo y el amor del amo por el perro, realmente es una película única.

  13. Kike dice:

    Tenìa trece años cuando vi “La cadena invisible” y salì tan feliz, que nunca màs olvidè a Liz, porque esta pelìcula es una joyita y Priscilla una monada.

  14. Isac dice:

    Este artìculo sobre “La cadena invisible” me ha fascinado, es tan bueno como la pelìcula, que es una de mis preferidas de la època de niñez de la Taylor, junto con “Fuego de juventud”, que es otra pelìcula de culto.

  15. Lucas dice:

    Què niño que ve “La cadena invisible”, no se enamora de esa hermosura de diez años, llamada Elizabeth Taylor.

  16. […] La cadena invisible con Elizabeth Taylor y Lassie […]

  17. Florecita dice:

    Tuve la suerte de ver “La cadena invisible”, de muy niña y salí fascinada con Lassie y los dos protagonistas, Roddy y Liz, recuerdo lo feliz que me sentí, cuando dieron el último paseo con la perra y sus crías, fue un final fabuloso y Liz ünica en su especie y era sólo su segunda película y contaba con diez años de edad-

  18. […] La cadena invisible con Elizabeth Taylor y Lassie […]

  19. paola dice:

    Como mencionan esta película me recuerda a mi infancia, Lassie es uno de los filmes más bonitos y tiernos que he visto, que nos enseñan el amor de una mascota, te hace reflexionar, se las recomiendo mucho, no importa que sea vieja les encantará.

Dejar una respuesta