Burt Lancaster actor de larga trayectoria en el cine

Escrito por on nov 4th, 2008 y archivado en Actores y Actrices. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

En el año de 1946 la Universal Picture lanzo al mercado su producción “Los asesinos”, haciendo hincapié en que su protagonista Burt Lancaster era “el descubrimiento del año”. Por una vez los publicistas tuvieron razón y el público se impactó inmediatamente con la presencia atlética y viril de Lancaster, convirtiéndolo, desde su primera cinta, en uno de sus favoritos y de las grandes estrellas de Hollywood.

Burt Lancaster nació el 2 de noviembre de 1913 en Nueva York y murió el 20 de octubre de 1994 en Century City, California, Estados Unidos. Su padre, James Henry Lancaster, era cartero y su madre de nombre Elizabeth Roberts dedicada al hogar, ambos de ascendencia irlandesa y protestante. A los 16 años se fue de su casa para unirse al circo ambulante “Kay Brothers”, donde destacó como trapecista y acróbata, junto con su amigo Nick Cravat y su primera esposa June Ernst. Posterormente hizo infinidad de trabajos hasta que en 1942 marchó a la guerra. En 1944 durante la campaña en Italia conoció a quién seria su segunda esposa, Norma Anderson, la cual era la secretaria de un coronel. Se casaron el 28 de diciembre de 1946 y se divorciaron en julio de 1969, procreando cinco hijos; por cierto el mismo número de hijos que tuvieron sus padres. Posteriormente, ya cerca de su muerte se caso con la actriz Susan Martin el 10 de septiembre de 1991, con quién estuvo unido hasta su muerte en 1994. Lancaster, en el aspecto de su vida privada se cuidó mucho de andar en escándalos o en romances publicitados con sus coestrellas; aunque no han faltado las especulaciones sobre una posible tendencia homosexual del actor, en particular en el libro “Brando Unziped” de Darwin Porter, quién afirma que Marlon Brando y Burt Lancaster mantuvieron relaciones sexuales. Por otra parte, el actor fue un activo participante en la lucha por las minorías raciales, al igual que por los derechos de los homosexuales, incorporándose a la lucha contra el SIDA en 1985, después de que Rock Hudson aceptara tener la enfermedad. Por cierto en 1985 estuvo muy interesado en participar en la versión fílmica del libro de Manuel Puig “El Beso de la Mujer Araña”, pero por causa de una enfermedad tuvo que abandonar el proyecto y el rol del prisionero homosexual, terminó cayendo en las manos de William Hurt, quién ganó el Oscar de Mejor Actor en 1985 por dicho papel. Igualmente por problemas de salud fue sustituido por Gregory Peck en “Gringo Viejo” en 1989, en el papel del poeta Ambrose Brice. Debido a su activismo político que databa desde su juventud corrió fuerte el rumor de que había sido miembro del Partido Comunista, pero nunca fue llamado a declarar durante el macarthysmo. Ahora se sabe que los jerarcas de los Estudios “protegieron” a algunas de sus estrellas, que consideraban con gran porvenir y en esa época, finales de los cuarenta, Lancaster era una actor a la alza en las taquillas, por lo cual no resulta una aberración suponer que alguien tuvo a bien cuidarle del nefasto senador McCarthy y su gavilla.

La carrera cinematográfica de Burt Lancaster se inició, un tanto, de manera casual en 1945, al ser contratado para presentar una obra en Broadway que sólo alcanzó 27 representaciones, pero tuvo la fortuna que lo viera Harold Hecht, quién lo recomendó al productor Hal Wallis quién lo contrato para el cine.

burt-2Burt Lancaster debería haber debutado en la cinta “La hija del pecado” (Desert Fury), pero al retrasarse la filmación de la misma e impacientarse el actor, aceptó hacer por muy poco dinero el rol de “El Sueco en “Los Asesinos”, sin imaginarse que iba a tener un enorme triunfo. “La hija del pecado” fue un mediocre melodrama de intriga policíaca, el cual no tuvo el menor éxito de taquilla, sirviendo ello para especular sobre la suerte de Lancaster si esta hubiera sido realmente su primera cinta.

De cualquier forma el director Jules Dassin lo llamó para que trabajara a su lado en “Entre Rejas” (Brute Force), en su reciclamiento en México a principios de los setenta se utilizó el título con el cual es mas conocida esta excelente muestra de “film noir” y que es el de “La Fuerza Bruta”, el cual es un drama carcelario que sirvió para reforzar el encasillamiento del actor en papeles de hombre duro y violento, casi siempre fuera de la ley, como fue el caso de “Yo me basto solo”(I walk alone), “Al filo de la noche”(Sorry wrong number) y “Sangre en las manos” (Kiss the Blood Off My Hands).

burt-3Desde un principio Lancaster dio muestras de su carácter violento y poco dúctil para plegarse a los caprichos de los productores que pretendían tipificarlo y son muy recordados sus pleitos con los directores y argumentistas para que mejoraran el material de sus películas. Su ambición lo llevó a formar pronto su propia compañía, asociándose con Harold Hecht y James Hill. Fue uno de los primeros actores que empezaron a trabajar por su cuenta con lo cual se vino a dar un duro golpe al antiguo sistema de tener a las “estrellas” contratadas en exclusiva por los Estudios.

Su primera cinta en que tuvo una pequeña participación en la producción fue llevar a la pantalla la obra de Arthur Miller “Todos eran mis hijos”(All my sons), pero en rigor su primer gran éxito económico en esta modalidad lo tuvo con “Apache”. A esta siguieron “Veracruz”, “Trapecio” –en la cual regresó a su antiguo oficio de trapecista-. Otras de sus recordadas películas, aunque no necesariamente tuvo algo que ver en su producción son “Duelo de titanes”, “El Farsante”, “La mentira maldita”, “Colosos del Mar”, Mesas separadas”, “El discípulo del diablo”, “Lo que no se perdona” y muchas más que se nos escapan de la memoria pues su filmografía esta cercana a los noventa títulos, en seis décadas de trabajo, casi siempre en papeles estelares o de protagonista.

Burt Lancaster y Shirley Jones en “Ni bendito, ni maldito”

En 1960 ganó el Oscar de mejor actor por su estupenda caracterización del predicador Elmer Gantry en la cinta “Ni bendito, ni maldito”. Cuando en 1963 el afamado Luchino Visconti decidió darle el rol del príncipe Fabricio Salina en “El gatopardo”, la comunidad de críticos intelectuales y snobs no podían concebir que un “palurdo norteamericano” pudiera trabajar al lado del genial aristócrata italiano. La verdad es que el resultado fue excelente, al igual que en su otra colaboración con Visconti en “Grupo de familia”. Lo mismo podría decirse de su participación en “1900” de Bertolucci, pero ya sabemos que hay quién suele tildar el éxito como una muestra de mediocridad para pasar por exigente.

No podríamos terminar esa breve evocación de Burt Lancaster, ahora en que están de moda los actores en política, sin mencionar que siempre se distinguió por sus ideas demócratas liberales y que en 1951 demostró que su apoyo a la campaña “Pro Derechos Civiles” no era mera palabrería y aceptó hacer el rol del atleta indio Jim Thorpe en su biografía fílmica “Hombre de Bronce”. En “Apache” se daba una versión dignificadora de la lucha de los indios. En “Siete días de mayo”, “Asesinato de un presidente” y “Ultimátum nuclear” fueron proyectos de ficción política en que se planteaba la posibilidad de un golpe de estado por parte de los militares de Estados Unidos, así como el denunciar la total injerencia del Pentágono en las decisiones de la Casa Blanca, llegando a insinuar que quién verdaderamente gobierna en Estados Unidos son las grandes corporaciones, a través de los militares. Y esto, aunque sean verdades sabidas, tiene el mérito de que por lo menos el actor apoyó proyectos que buscaban ventilar, dicha situación, públicamente, demostrando que mas allá de su recia musculatura, había un actor que pensaba y sin perder el sentido del entretenimiento, supo protagonizar películas con temas interesantes y controversiales. Empuño en dos ocasiones el megáfono de director en el entretenido western “Hombre Hasta el Fin” (The Kentukian) en 1955 y en el thriller “El Hombre de Medianoche” (The midnight man) realizado en 1974.

Textos Relacionados:

Burt Lancaster: sus películas

Quince años de la muerte de Burt Lancaster

Los Asesinos: clásico del “cine negro”

Al filo de la noche; lo siento, número equivocado

Duelo de Titanes: Sturges y la Balacera de OK Corral

Vera Cruz de Robert Aldrich con Gary Cooper y Burt Lancaster

Dos tipos duros de los años dorados de Hollywood: Burt Lancaster y Kirk Douglas

La reivindicación del Indio: La puerta del diablo; La flecha rota y Apache

Elmer Gantry el charlatán, Ni bendito ni maldito, de Richard Brooks

Los profesionales, una revolución traicionada

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Burt Lancaster actor de larga trayectoria en el cine, 5.0 out of 10 based on 2 ratings

4 comentarios en “Burt Lancaster actor de larga trayectoria en el cine”

  1. [...] Burt Lancaster actor de larga trayectoria [...]

  2. [...] a Ingrid Bergman y Jennifer Jones. Al igual que para Demetrio la primera selección recayó en Burt Lancaster, pero el rol a la postre fue para el fortachón de Victor Mature. En algo influyó el rechazo a [...]

  3. Julio dice:

    Genial actor Burt Lancaster, trato de ver todas sus películas, Varonil y lindo. Muy creible en todo lo que hacía. Lo admiro profundamente!!! IDOLO!!!!

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Dejar una respuesta

Anunciante

Cineforever en Facebook

Síguenos en Twitter