Johnny Weissmuller, Tarzán por excelencia

Escrito por on dic 28th, 2007 y archivado en Actores y Actrices, Aventuras, Biofilmografias. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

tarzan-1.jpgUna de las colecciones que tiene mucho éxito, en el mercado del DVD, es la de los buscadores de las películas del legendario “hombre de la selva”: Tarzán, interpretadas por Johnny Weissmuller, quién dio vida al personaje creado por el novelista Edgar Rice Burroughs, a partir de su novela “Tarzán de los Monos”, publicada en 1912 y a la cual siguieron otros 25 títulos, cuyas primeras ediciones fueron saliendo a lo largo de varias décadas.

“Tarzán, el Hombre Mono”• (Tarzan the ape man, 1932) dirigida por W. S. Van Dyke, es la que marca, tanto el debut de Johnny Weissmuller, en la encarnación de este carismático personaje, como la primera de Tarzán en el cine sonoro. Con el paso del tiempo Weissmuller ha terminado por ser considerado el Tarzán por excelencia del cine, al interpretarlo en doce cintas, realizadas entre 1932 y 1948, algunas de ellas excelentes films de acción y aventuras.

El primer Tarzán cinematográfico fue Elmo Lincoln, en la primer versión de “Tarzán el Hombre Mono” en 1918. La lista de actores que han interpretado al “hombre mono” alcanza a más de una veintena de ellos, solamente en los Estados Unidos, pues en diversas cinematografías, como en Alemania y en Italia han aparecido sendas versiones de nuevas aventuras de Tarzán. Actores como Glen Morris, Buster Crabbe, Herman Brix, Dempsey Tabler, James Pierce, Fran Merrill, Lex Barker, Gordon Sccot, Jock Mahoney, Denny Millar, Casper Van Dien, Miles O’Keeffe y Christopher Lambert, protagonista de la interesante “Greystoke: la Leyenda de Tarzán, el Rey de los Simios”, son varios de los que en alguna ocasión se encargaron de darle vida en la pantalla a Tarzán, pero sólo Johnny Weissmuller ha logrado permanecer en el recuerdo como el mejor de ellos, al faltar en el recuerdo de cualquier aficionado al cine, cuando se trata el tema del “hombre mono”.

Johnny Weissmuller nació el 2 de junio de 1904 en Freidorf, Banat, en una región perteneciente, en ese tiempo al Imperio Austro-Hungaro, la cual actualmente se encuentra ubicada en Rumania. Aunque hay algunas versiones que dan su lugar de origen en Windber, Pennsylvania, ya que sus padres emigraron a los Estados Unidos, cuando Johnny sólo tenía escasos cinco o seis meses de edad, pero esto último deriva de que para poder integrarse al equipo olímpico de Estados Unidos, mintió sobre la fecha de su nacimiento y el lugar, dando el de su hermano Peter, en Windber, Pensilvania, así en algunas fuentes nos encontramos con el 3 de septiembre de 1905, como la fecha de su nacimiento. Su nombre original en húngaro, bajo el cual fue bautizado como católico, es János Weissmüller Kersch, aunque sus padres Péter Weißmüller y Erzsébet Kersch, preferían utilizar la forma en alemán o sea János. Ya en Norteamérica adoptó el de John o más bien el diminutivo de Johnny con el que se le conocería siempre.

tarzan-3.jpgLa familia residió en Chicago, lugar en que aprendió a nadar en el río que cruza la ciudad, al igual que en el Lago Michigan. Poco a poco fue convirtiéndose en un experto nadador. En 1924 y en 1928 representó a los Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de París y Amsterdam, respectivamente, con bastante éxito, ya que en la de la Ciudad Lux ganó tres medallas de Oro: 100 mts. estilo libre; 400 mts. estilo libre y relevos 4 x 200 mts. estilo libre, así como la de bronce, formando parte del equipo de Waterpolo. En cuanto a la cosecha en la ciudad de los canales, fue de 2 preseas Oro, una en 100 mts. estilo libre y la segunda en Relevos 4 por 200 estilo libre.

Después de esas dos olimpiadas se convirtió en atleta profesional, dando exhibiciones de sus habilidades en el deporte de la natación, además de fungir como modelo de ropa interior, participando de manera circunstancial, en 1929, en una película deportiva de Gartlan Rice “Crystal Champions” y en la película “Su Majestad la Mujer” (Glorifying the American Girl), en uno de sus episodios titulado “Loveland”, con el nombre de Adonis su personaje. Aunque en rigor Weissmuller no mostraba mayor interés por hacer carrera en el cine, un alto funcionario de la Metro Goldwyn Mayer vio aquellas películas y le impresionó la figura de Johnny Weissmuller con su 1.91 mts. de estatura y sus 86 kilos de peso, así como con sus claros ojos pardos en donde había una expresión de benévola tolerancia y de infantil asombro, razón más que suficiente para ofrecerle, a Weissmuller, el papel de Tarzán, en la nueva versión que estaba preparando M.G.M.

tarzan-4.jpgJohnny Weissmuller llego a los estudios a someterse a una prueba con la plena seguridad de no obtener el papel, pero el director W. S. Van Dyke, también quedó gratamente impresionado por su presencia física e inmediatamente aprobó su elección. El éxito mundial de “Tarzán”, el Hombre Mono” lo convirtió, de la noche a la mañana, en una gran estrella del celuloide. Y aunque no llegó nunca realmente ha aprender a actuar, pudo mantenerse varios años en la cúspide gracias a su figura. Al entrar en su decadencia física debió dejar el papel de Tarzán y refugiarse, durante varios años, en una serie de 16 mediocres cintas sobre un guía de cazadores en el África, conocido por Jim de la Selva”, personaje que luego pasó a la televisión sin mayor fortuna, al ser sólo grabados 26 episodios, entre 1955 y 1956, que son los que llegaron a repetir, hasta la nausea, hace algunos años. Tuvo otra breve aparición en el cine en 1976 en la comedia “Won Ton Ton, El Perro que Salvó Hollywood”. Pero realmente su fama y estrellato se debió a sus doce apariciones como Tarzán, que se dice le redituaron una cifra redondeada en dos millones de dólares.

Sus doce cintas en que encarnó al personaje de Tarzán, siguen conservando plena vigencia, gracias a sus continuas proyecciones en la televisión y ahora por la facilidad de encontrarlas en DVD. Los títulos originales de ellas y de toda su filmografía la pueden encontrar al final de este texto, pero como las conocimos en México son los siguientes: “Tarzán el Hombre Mono” (1932), “Tarzán y su Compañera” (1934); “La Fuga de Tarzán” (1936); “Tarzán y su Hijo” (1939); “El Tesoro de Tarzán” y “Tarzán Contra el Mundo”, son las seis en que le acompaño Maureen O’Sullivan en el papel de Jane. “El Triunfo de Tarzán” en 1943 con Frances Gifford de Jane y ese mismo año realizó “Tarzán y el Misterio del Desierto” con Nancy Kelly de compañera. A estas siguieron “Tarzán y las Amazonas” (1944); “Tarzán y la Mujer Leopardo” (1945); “Tarzán en Peligro” (1946) y “Tarzán y las Sirenas” (1947) todas ellas con Brenda Joyce en el papel de Jane.

tarzan-5.jpgTanto Johnny Weissmuller como Maureen O’Sullivan tuvieron problemas con la censura de la época, en particular en 1934 con “Tarzán y su Compañera”, debido a cuanto podían o no debían enseñar con sus “taparrabos”, dado lo escueto de su vestimenta, al grado de que corre la versión de que durante la filmación, un enviado de la oficina de Hays, estuvo, con metro en mano, cuidando los centímetros de las prendas, en la zona genital de las estrellas.

Maureen O’Sullivan

Igualmente se puede considerar a la menudita y agradable morena Maureen O’Sullivan la más popular de las Jane Parker de las pantallas cinematográficas, aunque quizás la generación de los ochenta, del siglo pasado considere que la más sexi y pródiga para mostrar sus encantos al natural, en la jungla, ha sido, indudablemente, la bellísima Bo Derek en la versión de “Tarzán, El Hombre Mono” (Tarzan, the ape man, 1981) que dirigió John Derek, por lo menos la más cachonda de las Jane Parker del cine. Pero regresando a Maureen ella es la madre de Mia Farrow, quién llego a referirse en privado, en relación a su progenitora, en los nada agradables términos de “Soy la ‘mona’ hija de una bruja”.

Por su parte Weissmuller tuvo una agitada vida amorosa, que le llevó a cinco matrimonios, siendo el segundo de ellos con el “torbellino” Lupe Vélez, conocida como “la mexicana que escupía fuego”. Sus peleas en sitios públicos y sus frenéticas y desaforadas reconciliaciones, al decir de varios testigos de estos episodios son de antología, sobre todo en cuanto a lo insaciable de Lupe Vélez en las cuestiones sexuales.

Después de sufrir dos derrames cerebrales, en 1976 y 1978, respectivamente, Johnny Weissmuller fijo su residencia en el paradisíaco puerto de Acapulco, hasta su muerte acaecida el 20 de enero de 1984, reposando sus restos en el cementerio Valle de la Luz, en ese puerto, donde precisamente filmó en 1947 su última película como Tarzán que fue “Tarzán y las Sirenas”, en la cual actuaron Andrea Palma y Linda Christian.

Y efectivamente el Johnny Weissmuller que los cinéfilos recordamos es el que vigorosamente se trepaba a los árboles, para viajar a través de ellos en sus fantásticas lianas, en pos de aventuras sin fin, en la “peligrosa” selva de los Estudios de la M.G.M. como lo hace, de manera inigualable en esa esplendida cinta de aventuras que es “Tarzán el Hombre Mono” y “Tarzán y su Compañera”, que son en particular mis favoritas de la serie.

Textos Relacionados

Johnny Weissmuller y  su filmografía

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Johnny Weissmuller, Tarzán por excelencia , 6.7 out of 10 based on 7 ratings

5 comentarios en “Johnny Weissmuller, Tarzán por excelencia”

  1. ramon dice:

    el mejor ,de los mejores actores de wolliwood,siempre recordaremos sus exelentes peliculas,yo soy de talca y toda mi familia mi madre mi padre y mis hermanos disfrutamos de tarzan ahora solo nos queda recordarlo nostalgicamente.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  2. ramon dice:

    Esos años de mi juventud fueron maravillosos llenos de inosencia,aca en talca se llenavan el cine para ver tarzan,muy lindos recuerdos guardo en mi memoria y tambienlos llevo en mi corazon,por siempre jamas,soy un nostalgico como mi madre.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  3. ramon dice:

    Lindas y sanas peliculas de aquellos hermosos años de inosencia.gracias por dejar dar mi humilde opinion.Un gran saludo a todos los nostalgicos de aquellos años ,escribanme este es mi correo.ramon.alvear@hotmail.com

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  4. arturo macias flores dice:

    Las peliculas de Tarzan, que vi en mi juventud, las considero como verdaderas joyas cinematograficas, creo que no tuvo dobles, ademas los escenarios naturales son muy hermosos, se decia que duraba mas de 2 minutos bajo el agua, las vi las veces que pude, sigo recordando la belleza natural en que hicieron las peliculas, en 1968 fui auna convencion de seguros a Acapulco y en el hotal Pierre Marquez comento un empleado del hotel que JOHNNY nadaba por las noches y se aventaba su grito de la selva, saludos

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Dejar una respuesta

Anunciante

Cineforever en Facebook

Síguenos en Twitter