Cowboy: aprendiendo a ser hombre del oeste

Escrito por on may 7th, 2007 y archivado en Cine de Siempre en DVD, Cine Norteamericano, Western. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

Circula ya desde hace tiempo, en el mercado del DVD el espléndido western “Cowboy” (Cowboy, ’58) basado en el libro “Mycowboy.jpg Reminiscens as a Cowboy” publicado en 1930, y que son las memorias de Frank Harris sobre una etapa de su vida en Estados Unidos. Harris nació el 14 de febrero de 1856 en Galway, Irlanda y murió el 27 de agosto de 1931. El britanico Philip French en su interesante libro “Westerns: las películas del oeste” nos señala: “El objetivo que perseguía ‘Cowboy’ era iconoclasta: tomar las remanidas convenciones del género y los artículos del código del vaquero y darles vuelta por completo en nombre del realismo. No deja de resultar irónico, aunque de ninguna manera inadecuado, que como fuente de ‘Cowboy’, filme que procuraba contar la verdad sin afeites de la vida del Oeste, el director Delmer Daves haya recurrido a “My reminiscenes as a Cowboy”, relato de los pocos meses dedicados al arreo de ganado por el aventurero Frank Harris, el más notorio embustero de su época. Cuando le preguntaron si alguna vez había oído decir la verdad a Harris, Max Beerbohm replicó: ‘Algunas veces, sabe: cuando le fallaba la imaginación’”. El guión fue firmado por Edmund H. North, pero con el tiempo se supo que la mayor parte de la adaptación corrió por cuenta de Dalton Trumbo, quizás el más famosos de los “diez de Hollywood”, que durante la cacería de brujas del macartysmo pisaron la cárcel y a pesar de la “lista negra” no dejó de trabajar bajo seudónimo, hasta que Otto Preminger hizo público haberlo contratado para realizar el guión de “Exodo”. Lo cierto es que se trataba de un excelente y rápido guionista, por ello sus servicios eran requeridos y los jerarcas de los estudios se hacían de la “vista gorda”, ocultando sus créditos.

“Cowboy” fue la tercera de las películas protagonizadas por Glenn Ford bajo la batuta de Delmer Daves, quién gustaba de dotar de realismo, cotidianidad y veracidad a sus historias sobre personajes confrontados con su medio, sin rasgos de super héroes, sino de individuos obligados a sobrevivir en un ambiente hostil, al que llegaban los pioneros a fincar su nuevo hogar. En la que nos ocupa, Frank Harris (Jack Lemmon) es un recepcionista de un hotel de Chicago, donde se aloja Tom Reece (Glenn Ford), un comerciante de ganado, al que después de una desastrosa noche de poker, le presta $ 10,000 dólares, para que pueda seguir jugando, con la condición de ser socios. Reece se recupera con creces y pretende pagarle a Harris, pero él ya esta decidido a iniciarse en el oficio de cowboy. El filme, es en rigor, un viaje de ida y vuelta, en el cual Harris dejará de ser un petimetre, para tornarse en un hombre del oeste, bajo la guía del recio Tom Reece. Al final de cuentas los dos aprenden del otro, aunque en rigor la mayor parte de la maduración la llevará Harris, quien comprende, que su supuesta superioridad de educación urbana, de nada le sirve para sobrevivir en las praderas y desiertos, valorando la tosquedad de Reece y los otros vaqueros, que los acompañan en su viaje a México a comprar ganado y trasladarlo a Chicago. Harris termina por endurecerse, pero no lo suficiente para deshumanizarse en sus ansias de riqueza y tener la posibilidad de la redención, al despojarse de su hipócrita moral burguesa y entender la profunda ética de Reece en su sencillez de hombre del oeste. . En “Cowboy” en los roles secundarios tiene una destacada participación Víctor Manuel Mendoza, como hombre de confianza de Reece, en que, sin negar el origen mexicano del personaje, se le dota de una dignidad lejana al estereotipo que solía ofrecer Hollywood en este tipo de filmes.

La fotografía de Charles Lawton Jr. en cinemascope y color la dota de tonalidades documentalistas, no carentes de poesía en la descripción de los hechos cotidianos en la vida de los cowboys, contribuyendo a darle una atmósfera de credibilidad a este hermoso western de aprendizaje, pero confieso, que sin negar los grande méritos de “Cowboy” o “El hombre pacífico”, mi favorito, en tanto considerarla una obra maestra es “El tren de las 3:10 a Yuma” de los protagonizados por Glenn Ford, bajo la batuta de Delmer Daves.

Textos Relacionados

Glenn Ford: una estrella longeva (Primera parte)

Glenn Ford: una estrella longeva (Segunda parte),

Glenn Ford: una estrella longeva (Tercera parte)

Glenn Ford: una estrella longeva (Cuarta parte),

Glenn Ford: una estrella longeva (Quinta parte)

Filmografía de Glenn Ford

Glenn Ford nació hace 94 años

Glenn Ford cumpliría 93 años hoy

Gilda

Gilda con Rita Hayworth en la televisión

Los Sobornados de Fritz Lang

Los Sobornados en TV

La bestia humana de Fritz Lang

Semilla de maldad

Semilla de maldad de Richard Brooks en TV

El Pistolero Invencible

Melodía Interrumpida

La Casa de Té de la Luna de Agosto

El tren de las 3:10 a Yuma

La versión de Delmer Daves de El tren de las 3.10 a Yuma

3:10 Misión peligrosa (3:10 to Yuma)

3.10 Misión peligrosa, ¿Ver o ignorar a Yuma?

Cowboy: aprendiendo a ser hombre del oeste,

“Sin Talento Para Matar” o “Un Muerto Recalcitrante”,

Adiós , papá gruñón Jack Lemmon

Jack Lemmon sus películas

Hace 85 años nació Jack Lemmon

Piso de soltero: The apartament

Sortilegio de amor, brujería con Kim Novak

La televisión como recuperación del pasado: “Banda de Hermanos” y “El Arpa Mágica”

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...

1 comentario en “Cowboy: aprendiendo a ser hombre del oeste”

  1. [...] Cowboy: aprendiendo a ser hombre del oeste, [...]

Dejar una respuesta

Anunciante

Cineforever en Facebook

Síguenos en Twitter