La sirena Esther Williams

Escrito por on ene 29th, 2007 y archivado en Actores y Actrices, Biofilmografias, Destacado, Galería fotográfica. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

La sirena Esther Williams

“Mojada es una estrella, seca no es nada”

Fanny Brice

Durante el mes de enero el canal TCM Classic Hollywood dedicó gran parte de su programación, a la proyección de comedias musicales y entre ellas varias protagonizadas por la sirena Esther Williams, así pudimos volver a ver el miércoles 3 “Escuela de sirenas” (Bathing beuty, 1944), de George Sidney, con la cual la nadadora Esther Williams consiguió el “estrellato”, convirtiéndose en una de las favoritas de público, por más de quince años, a pesar de haber realizado solamente filmes que siempre oscilaron entre la mediocridad y el ridículo, pero ganó una fama que le permite vivir de manera holgada a sus 86 años, pues precisamente este 8 de agosto, los cumple ya que nació en 1921, en Los Angeles, California..

Estrellas del deporte que incursionaron en el cine, buscando prolongar su fama ha habido muchos, antes y después de Esther Williams, pero sólo ella ha logrado llegar a la cúspide de ser considerada la actriz más popular o taquillera en los Estados Unidos durante el año de 1953. Gente como la nadadora Eleonor Hola, la patinadora de hielo Sonja Heine, el futbolista Jim Brown o el inolvidable “Tarzan”, Johnny Weismuller, se cuentan junto con otros, dentro de esa lista de deportistas, que intentaron abrirse paso en Hollywood, gracias a su fama extra cinematográfica, teniendo una breve permanencia en la meca del cine.

Esther Williams era una brillante campeona de natación en los Estados Unidos, así como una de las principales atracciones en la Feria Mundial Acuática de 1940 en San Francisco y decepcionada de que a causa de la Segunda Guerra Mundial, se hubieran suspendido las Olimpiadas, aceptó un contrato con la MGM, para debutar en el cine en 1942 en un papel secundario en “La doble vida de Andy Hardy (“Andy Hardy’s double life). A este le siguió “Dos en el cielo” (A guy named Joe, 1943), antes de que en 1944 estelarizara “Escuela de sirenas”, cinta que la encumbraría en la fama cinematográfica.

Esther WilliamsLa Metro Goldwyn Meyer hizo una intensa campaña de lanzamiento publicitario, para imponer a Esther Williams en el ánimo del público, buscando desbancar a Sonja Heine quién era la estrella deportiva de la Fox en esos años. Se repartieron miles de fotos en toda la Unión Americana y una de las revistas de cine de más amplia difusión en el país, le dedicó una portada llamándola la muchacha más bella de Hollywood.

Viendo con los ojos de hoy “Escuela de Sirenas”, resulta punto menos que imposible, explicarse la desmedida fama de Esther Williams, pues ella solamente sabía hacer bien una cosa, nadar. En cuanto a actuación siempre se mantenía tiesa, sin dar un solo matiz de caracterización a sus elementales personajes. En la única parte que lucía como “pez en el agua” era en las piscinas.

“Escuela de sirenas” es disfrutable y gozable viéndola como un depurado producto camp del glorioso technicolor. Como una muestra inigualable de lo que la MGM y Hollywood entendían por glamour en los altos cuarenta. Esther Williams es ahora, quizá la soberana del kitsch hollywoodense, cosa que puede constatarse viendo “Escuela de sirenas”, desde su escena inicial cuando la Williams hace la aparición en la piscina con su ballet acuático, a los compases de la pieza “Muñequita linda”, tocada por la orquesta de Xavier Cugat e interpretada por el galán-cantante sudamericano Carlos Ramírez. También es recordable el apoteótico ballet acuático del final, con sus piruetas submarinas, en donde intervenía la orquesta de Harry James, al lado de la de Xavier Cugat.

Easy to wed Todos los filmes de Esther Williams fueron productos típicos de evasión con una gran aceptación por parte del público, cuya visión es sólo hoy valedera, en la medida que nos informamos de una moda, de un estilo que difícilmente podrá regresar, con todo y su suntuosidad de oropel. Ya no es posible volver a ver emerger a Esther Williams, del fondo de una piscina, dentro de una gigantesca ostra, nadar entre cientos de chicas al compás de un vals de Strauss, cantar sobre un piano tocado por José Iturbi en el centro mismo de la alberca, que sólo puede verse y disfrutarse con la buena voluntad del recuerdo, pues como dijo con acre ironía la crítica Fanny Brice: “Esther Williams mojada es una estrella, seca no es nada”. Y los tiempos no están para retozar alegremente en la alberca de una “Escuela de sirenas” o con “La hija de Neptuno” (Neptune’s daughter, 1949); “Que siga la boda” (Easy to wed, 1946), “Una chica de fuego” (Dangerous when wet, 1953) que fueron las cuatro cintas programadas por TCM Classics Hollywood en enero, siendo una lástima que no proyectarán, de pérdida, “Fiesta Brava” (Fiesta, 1948) en que hace de torera, siendo una verdadera curiosidad sublime de lo camp y para nuestro gusto superior a “Escuela de sirenas” y hubiera sido mucho pedir que programarán “La linda dictadora” (Take me out to the ball game, 1949) dirigida por Busbey Berkeley, sensacional comedia sobre los inicios del béisbol, a finales del siglo XIX, con Gene Kelly y Frank Sinatra, es la mejor comedia en la que participo Esther Williams de emergente, ya que el rol de K.C. Higgins, la heredera de un equipo de béisbol, estaba previsto para Cyd Charisse, conforme a lo dicho por Gene Kelly, pero la bailarina tuvo a bien casarse con Tony Martin, en mayo de 1948 y para cuando se iba a iniciar el rodaje, estaba embarazada, entrando a suplirla Esther Williams, pero algo debió de haber tenido la Williams, aparte de su bello cuerpo que lucía en las albercas, lo cual no era poca cosa, en aquellos años de poca permisividad sexual en el cine, cuando los pubertos y adolescentes enloquecíamos con su presencia, en esas comedias bobas, en que casi siempre la trama giraba en torno a su odio-amor, con sus galanes, ya que al inicio de la cinta siempre había un conflicto, que le hacía detestarlos, para que en el desarrollo de la misma, terminara enamorándose del galán en turno, que casi siempre era Van Johnson. Pero entonces hay que estar pendientes de la programación de TCM, pues con suerte y en una de esas nos dan la sorpresa de programar “La linda dictadora” y disfrutar de Esther Williams en una de las mejores comedias musicales, a pesar de que en ella casi no luciera sus trajes de baño.

PD: Esther Williams murió el 6 de junio de 2013.

Textos Relacionados:

Esther Williams: sus películas

Jeff Chandler: “el Curioso Indio de Origen Judío”.,

Aquí les dejo un pequeño vídeo con una selección de imágenes de películas de Esther Wiliams.
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ZOoW7-di7_I[/youtube]

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
La sirena Esther Williams, 2.8 out of 10 based on 9 ratings

2 comentarios en “La sirena Esther Williams”

  1. edelante dice:

    Sin duda la mejor aparición de Ester Williams en el cine fue la que realizó en su primer aparición junto con Mickey Rooney donde además de bonita y simpática, se lució con un modelo de traje de baño que en aquela époc ase llamab el dos piezas y que causó en su époc amayor admiración que el bikini que popularizó a Ursula Andress despues de su aparición en la plícula de James Bond sobre el Dr. No

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Dejar una respuesta

Anunciante

Cineforever en Facebook

Síguenos en Twitter