El ombligo en el cine

Escrito por on ene 27th, 2007 y archivado en Cinefilia. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Tu puedes dejar un comentario o enviar una referencia

Claudette Colbert

Claudette Colbert

Hace unos días me encontré en el mercado del DVD la cinta “Cleopatra” como parte del catalogo de cintas de la “Colección Cecil B. de Mille”, la cual disfrute en compañía de varios amigos y amigas (dixit Fox) y más que enfrascarnos, al final en comentar sobre la vigencia de la puesta en escena teatral de Cecil B. De Mille, la charla se fue por los derroteros de lo anecdótico al salir a relucir los criterios de la censura, en cuanto a lo que podían enseñar las mujeres en el celuloide, en las diferentes épocas y los diversos criterios que se han asumido, ya que el comportamiento de los censores nunca ha sido ineal, sino más bien se comporta con altibajos, pues en los años veinte se aceptaba que las “divas” y las “vamps” como Theda Bara, Gloria Swanson o Jeanne Eaggles salieran ligeras de ropa, para que en los años treinta, ya vigente en Hollywood, el tristemente célebre “Codigo Hays” se viniera a prohibir que las chicas mostraran su ombligo, como sucedió con Claudette Colbert en la mencionada “Cleopatra”.

Murray Schumanch en su libro “The Face of the Cuttingroom floor” hace una especial y larga referencia a esto: “El ruido sobre el último filme de Cleopatra con no es el primero en su clase. En la versión anterior de 1934, una actriz aparecía vistiendo solamente joyas en los senos más una larga falda de gasa. La queja de los censores fue ¡que se veía el ombligo!”.

A partir de allí el Código Hays, recogió tal inquietud y se prohibió que tal parte del cuerpo femenino se mostrara en el cine, hasta que a principios de los años sesenta, se tornó tan ridículo este escrúpulo, que se le lanzó a la picota del olvido. (Parece que una lectura muy literal de La Biblia o el puritanismo de los censores, consideró que era una gran ofensa a la mujer que se viera dicha parte de su cuerpo, sobre todo que quizás más de algún niño se podría hacer la escabrosa pregunta: ¿Nuestra Santa Madre Eva tenía ombligo?).

Pero los productores de “Cleopatra” con Claudette Colbert, en lugar de tratar de razonar con los censores, lo cual es quizás imposible porque se necesita una cuadratura harto especial para ver pecado y maldad, en cada parte de la naturaleza humana que cuando uno es el que pone el dinero de la película, termina agotado de tan bizantinas discusiones, por lo que resulta más sencillo darle la vuelta al asunto echándole un poco de imaginación, como fue el caso de los realizadores de “Cleopatra”, al verse obligados a volver a filmar las secuencias en litigio, haciendo que un encargado de maquillaje se ocupara de taparle el ombligo a la actriz. Quedó mal. Entonces se puso allí otra joya y la Colbert terminó apareciendo con un “costoso” ombligo recubierto de diamantes.

Rita Hayworth

Rita Hayworth

Ya entrados en antecedentes dicha prohibición dio lugar a una curiosa estilización en los atuendos de las damas en las películas musicales; las espectaculares inspiradas en la Biblia y sobre la época gloriosa de Roma; así como en las de aventureras orientales, tipo “Las Mil y una Noche” o “Aladino y la Lámpara Maravillosa”. En las orientales recuérdese como aparecían las chicas del harem y en especial la protagonista, en la consabida escena de danza, donde las actrices se mostraban casi desnudas, pero eso sí muy bien tapado su ombligo. ¡Y uno pensando que era por razones artísticas! Lo cierto es que todavía no alcanzo a comprender lo excitante y pecaminoso que pueda ser el verlo pues si apreciamos, por ejemplo, una foto de Raquel Welch, en la cual se puede admirar esa parte de su cuerpo, podríamos estar de acuerdo en que es lo más feo que posee. Por lo tanto sería correcto, en aras de la estética, que se lo taparan, pero no por peregrinas y timoratas interpretaciones del libro sagrado.

Y ya encarrerados en aspectos de trivia, aparte de los problemas de Claudette Colbert y sus compañeras en “Cleopatra”, realizada por Cecil B. de Mille, nos viene a la memoria esta misma actriz en “El Signo de la Cruz”; Dorothy Lamour en toda su serie de películas de exóticas de los mares del sur. O, qué decir de las vestimentas de Betty Grable en sus musicales para la Fox. ¿Alguien se acuerda de María Montez? de ¿Hedy Lamarr en “Sanson y Dalila”? Al igual que de Lana Turner como la sacerdotisa Samarra en “El Hijo Pródigo“. A Kim Novak en su espléndida caracterización de Jeanne Eagels en “Lágrimas de Triunfo”. Clara Bow en “Hoopla“. La sexy-italiana Gina Lollobrigida luciendo hermosa en “Salomón y la Reina de Saba” donde una pequeña joya nos priva del “placer” de conocer su ombligo. También recordamos a Rhonda Fleming en “Feria de Pasiones” y a Joan Collins en “Tierra de Faraones”. La exuberante sueca Anita Ekberg en “Zarak”, la cual hará unos dos meses que pasó por televisión y aquí mejor le paramos al recuento, pues éste se puede hacer interminable, mientras que el espacio para esta nota se acorta y es mejor aprovecharlo poniendo algunas fotos de las actrices mencionadas.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...

2 comentarios en “El ombligo en el cine”

  1. proby dice:

    Raquel Welch lo tiene todo bonito, hasta el ombligo.

    ¡ Cómo está la tíaaaaaaa… !

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  2. [...] El ombligo en el cine GD Star Ratingloading…GD Star Ratingloading…Betty Grable: La Chica de las Piernas del Millón, 6.0 out of 10 based on 2 ratings [...]

Dejar una respuesta

Anunciante

Cineforever en Facebook

Síguenos en Twitter